Vidas propias

"Cristina todavía no ha pedido perdón ni por lo suyo ni por lo de su marido"

Infanta Cristina

17 de junio de 2015, 01:00 | Actualizado a

Es el claro ejemplo de que en todas las familias cuecen habas. Su hermano Felipe VI le quita el título de duquesa de Palma y ella se apresura a señalar que había renunciado primero en un acto propio de personalidad caprichosa, ingrata, muy poco generosa y nada solidaria. Cristina todavía no ha pedido perdón ni por lo suyo ni por lo de su marido. Puede que desde pequeña le hayan inculcado el amor a España pero lo tiene ya muy olvidado y sólo se dedica a sacar el máximo provecho en su propio beneficio. No le importa su país ni la gente que lo compone. Sólo ella y sus circunstancias, su cuenta bancaria, su bienestar, su tranquilidad. Felipe VI ha actuado muy bien pero le queda lo más difícil: hacernos creer que la plana mayor de los miembros de su familia no nos han timado. Al menos, sentimentalmente.

Noticias relacionadas

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?