Vidas propias

"Cristina Tárrega está como las maracas de Machín"

Jorge Javier Vázquez
Jorge Javier con Cristina Tárrega

22 de diciembre de 2015, 14:41

Está como las maracas de Machín. No sé si desde que nació o porque el mundo la ha hecho así. Es una loca de la vida con la que te ríes por exceso. Por los suyos. Por lo que dice, por cómo lo dice, por lo que calla, por lo que deja caer. El martes quedo con ella para que me haga una entrevista para el programa que tiene en Telemadrid y al despedirme de ella siento que he sufrido un viaje entre cósmico, sobrenatural e incluso hiperrealista. Si vendieran dosis de Tarreguismo en los coffee shop de Ámsterdam se forrarían. “Yo a ti te quiero mucho –me dice–, y sufro por ti. Ves, ahora voy a estar sufriendo hasta que te vaya a ver al teatro”. Cristina Tárrega es una falla andante con balcones a la calle. Acuña frases que bien podrían ser utilizadas en ‘Aída’. Me confiesa que sus padres la riñen continuamente. No me extraña. Yo también lo haría. Pero luego es tan lianta que acabaría invitándola a horchata con fartons. Entre las múltiples perlas que me suelta antes de la entrevista está que su perro Bruno se hace caca todas la mañanas delante de la casa de Esther Koplowitz hija. Se me olvidó preguntarle si era por costumbre o pensaba que había algo de mala leche. Ahí donde la veis, tan aparentemente despistada, Tárrega cena cuando le da la gana con los poderes fácticos –me encanta esta expresión aunque no sé muy bien lo que quiere decir– de este país.

Noticias relacionadas

Loading...