"Creo que mi madre se está vengando por las veces que no la llamo"

¿Y tú qué opinas?

Jorge Javier Vázquez

26 de noviembre de 2014, 08:30

El martes soñé que Romeo se dejaba acariciar. Se acercaba, por fin, y permitía que le rascara la cabeza. Romeo lleva ya más de seis meses con nosotros. P. dice que no nos pongamos pesados, que a su manera él es muy feliz corriendo de un lado a otro y huyendo de nosotros.



 

Pero claro, tiene el morro de pronunciar esas palabras porque Romeo se acurruca cada noche a su lado en el sofá. En nuestra particular batalla por conseguir el cariño de Romeo P. va ganando por goleada. No es la única que estoy perdiendo.

 

Cada vez que hablo con ella mi madre me traslada sus locos deseos de venir a verme y pasar conmigo unos días. Habíamos decidido que viniera la semana que viene aprovechando que una de mis hermanas viene a ver a su hija, que está estudiando en Madrid. Sin embargo, mi madre me ha llamado hoy para comunicarme que prefiere quedarse en Badalona porque a Nina –su perrita– le ha hecho reacción un collar antipulgas y no quiere someterla al trajín del viaje en AVE.

 

“¿Y yo?” –le pregunto con voz de resignación–. “No te preocupes, hijo, ya iré cuando la Nina se ponga buena. Y ahora te dejo que me voy a pasear con ella”. Creo que mi madre se está vengando por las veces que le digo que la voy a llamar y luego no lo hago.

Por Jorge Javier Vázquez

Ya sé que no me conocéis y que nunca habéis oído hablar de mí… así que voy a aprovechar esta oportunidad para ir con frecuencia a mi archivo mental y vaciar la papelera en este blog en un intento de no colapsar mi ordenador personal, ya de por sí siempre lleno de ideas sin salida.