"Cada vez que veo a Raquel Sánchez Silva me dan ganas de estrujarla y achucharla"

¿Y tú qué opinas?

26 de febrero de 2014, 09:44

Cuando  mis jefes me reunieron para comunicarme que iba a presentar ‘Supervivientes 2012’  se me cayeron los palos del sombrajo. No era algo que me apeteciera, la verdad.

Comencé a animarme cuando me anunciaron que mi compañera sería Raquel Sánchez Silva, porque P. y yo nos hicimos muy fans de ella viéndola presentar ‘Pekin Express’. Y terminé de chutarme del todo cuando con la primera gala conseguimos una audiencia espectacular. Trabajar con Raquel significó  descubrir a una compañera de trabajo brillante y generosa pero, por encima de todo, a una mujer con la que guardo muchísimas cosas en común: mismos miedos, mismas inseguridades y mismas maneras de divertirnos. Finalizamos la edición de ‘Supervivientes’ de muy distinta forma: ella encontró el amor y yo acababa de romper, por 14ª vez, con P. Dos años después, ella es viuda y yo he vuelto con mi novio. Sé que en esta profesión decimos muchas veces “Te quiero”, quizás demasiadas, pero yo siento que quiero a Raquel. Cada vez que la veo me dan ganas de estrujarla, de achucharla, de escucharla reír. Trabajar le hace feliz, por eso estoy deseando que empiece ‘Supervivientes 2014’. Ya nos hemos hecho las fotos de promoción. Dicen que partir es morir un poco y Raquel vuelve al lugar donde lo conoció, pero estoy convencido de que mi amiga reemprende, casi un año después, el camino a la vida.

Por Jorge Javier Vázquez

Ya sé que no me conocéis y que nunca habéis oído hablar de mí… así que voy a aprovechar esta oportunidad para ir con frecuencia a mi archivo mental y vaciar la papelera en este blog en un intento de no colapsar mi ordenador personal, ya de por sí siempre lleno de ideas sin salida.