"Algún fin de semana me he planteado la posibilidad de ser padre"

¿Y tú qué opinas?

El blog de Jorge Javier
Jorge Javier Vázqez

1 de enero de 2015, 08:00

Las vacaciones sirven para pasar mucho tiempo con tu pareja y eso no tiene por qué ser necesariamente bueno. Las parejas aguantan porque se ven poco. Las vacaciones son el peor enemigo del amor.

 

En una cena comenzamos P. y yo a hablar de la posibilidad de ser padres. En casi todas las entrevistas que me hacen me preguntan si me apetece casarme o si quiero tener hijos. Lo de casarme, no lo contemplo. Detesto que me inviten a una boda así que no le voy a hacer pasar ese mal trago a la gente que quiero. Y en cuanto a lo de los hijos… Sí que es cierto que algún fin de semana me he planteado la posibilidad de ser padre pero el mismo domingo por la  noche he desechado la idea. Sin embargo, me da muchísima rabia que P. me dijera hace un par de noches que si yo quisiera tener un hijo me dejaría. No quiero ser padre pero no me gusta que mi pareja me diga que me abandonaría en el caso de que decidiera serlo.  Después de que P. me hiciera esta confesión, yo le obsequio con otra: “Si tuviese que elegir entre tener un hijo y tú lo tengo claro: preferiría tener un hijo”. No me gustan las parejas que me impongan decisiones. A P. tampoco. “Si decidieras dejarme por ese motivo yo te recordaría con mucho cariño”, me dice a la luz de una vela.

 

Prefiero no profundizar en el debate porque corremos el riesgo de pelearnos en un sitio en el que no existe posibilidad de escapatoria.

 

Por Jorge Javier Vázquez

Ya sé que no me conocéis y que nunca habéis oído hablar de mí… así que voy a aprovechar esta oportunidad para ir con frecuencia a mi archivo mental y vaciar la papelera en este blog en un intento de no colapsar mi ordenador personal, ya de por sí siempre lleno de ideas sin salida.