Vidas propias

"Ahora Belén ya es capaz de poner nombre a aquellas sustancias que podrían haberle costado la vida"

Jorge Javier Vázquez
Belén Esteban

8 de mayo de 2014, 08:00

Belén estaba nerviosa el viernes. Como ella misma reconoció en el polígrafo, se puso a llorar cuando se enteró de que, según una encuesta que hizo el programa, era la colaboradora más odiada de Mediaset.

Se sentó en el ‘Deluxe’ temerosa de que la gente le diera la espalda pero no sólo no fue así sino que su entrevista marcó récord: 22,1% de audiencia. Claro que habrá gente que la odie, como a todos los que salimos en televisión, pero son muchos más los que la siguen y se han encariñado con un personaje que está logrando salir de un auténtico infierno. Ahora Belén ya es capaz de poner nombre a aquellas sustancias que podrían haberle costado la vida. Una vez que las ha abandonado nos encontramos ante una Belén capaz de dar entrevistas sin alterarse, sin gritos, sin lloros, sin esos constantes cambios de humor que eran auténtica droga dura para la audiencia. Limpia de adicciones, Belén sigue siendo un animal televisivo. Más tranquilo, más reflexivo y mucho menos intolerante. Me alegro muchísimo por ella. Después de tantos años habitando las tinieblas merece ser feliz a plena luz del día.

Más Sobre...

Loading...