"A Matamoroso le atormenta no haber estado a la altura de los afectos familiares, algo que me hace sentirme más cercano a él".

¿Y tú qué opinas?

Kiko Matamoros
Gtres

22 de mayo de 2014, 08:00

Antes, Matamoros me parecía un espanto. Cuando me dijeron que lo contrataban para ‘Sálvame’ torcí el bigote porque no le veía la gracia por ningún lado.

Al principio lo dejaba hablar por compromiso y me parecía un tostón todo lo que decía, pero poco a poco me fue ganando. Creo que nos hemos ido observando, examinando desde la distancia y al final nos hemos encontrado. Aunque a veces disfrute manipulando y nos intente llevar al huerto a las primeras de cambio, es lo que se conoce como un buen hombre. Tierno, solidario, comprometido y con una sólida formación intelectual. Le atormenta no haber estado a la altura de los afectos familiares, algo que me hace sentirme más cercano a él. Desconfío de la gente que es incapaz de revisar con sentido crítico su pasado. Creo que está en el mejor momento de su vida, resolviendo –aunque le duela– conflictos familiares todavía no cicatrizados. No me gustó verlo sufrir con el polígrafo de su hijo Diego. Esa noche me hubiera gustado darle un abrazo pero como no sé darlos le envío estas líneas con el deseo de que sienta el cariño que le tengo.

Por Jorge Javier Vázquez

Ya sé que no me conocéis y que nunca habéis oído hablar de mí… así que voy a aprovechar esta oportunidad para ir con frecuencia a mi archivo mental y vaciar la papelera en este blog en un intento de no colapsar mi ordenador personal, ya de por sí siempre lleno de ideas sin salida.