El espectador

"¿Un presentador de éxito cayendo ante una 'niñata' que no ha hecho nada en la vida? Su mayor humillación"

El hombre confuso
Carlos Lozano y Laura Matamoros

Más Sobre...

Presentadores famosos Gran Hermano Vip

15 de abril de 2016, 09:50

España puede respirar tranquila. El cuñadismo de Carlos Lozano se ha quedado sin el maletín de 'GH VIP'. ¡Qué alegría! Por un instante, yo también fui de los que temió que el machismo, el menosprecio y la superioridad del presentador acabarían conquistando al público, pero no, todavía queda cierta cordura entre los espectadores del reality más éxitoso de la televisión. Tanto le habían dicho a Carlos Lozano que iba a ganar que había terminado por creérselo. El golpe, claro, fue tremendo. Eso sí, como buen profesional del medio, disimuló y se aferró a la idea de que va a tener su propio programa en Telecinco. Ojalá alguien lea esta líneas y le ofrezca un reality junto a Lydia Lozano. “Entre Lozanos ante el juego” o “Lozanismos”. Un espacio donde presentador y periodista recorran España bailando el chuminero. ¡Qué gusto!

Relacionado con esta noticia

Carlos ha pecado de resabiado, de gato viejo que cree tenerlo todo controlado. Laura Matamoros, en cambio, ha sido más honesta con el espectador. Ha demostrado que es víctima de sus emociones, que se comporta como lo que es: una chica de veinte años. Carlos ha dado espectáculo, momentos míticos, broncas como las que nunca hubiéramos soñado, se ha quemado a lo bonzo en la casa, ha descendido a los infiernos, pero siempre con un regusto de saber que las cámaras estaban presentes. Gracias a la poca cabeza del resto de concursantes, ha llegado cómodamente a la final -y de forma merecida-, pero el público, el mismo que le aplaudía cada semana, le ha castigado. Él, sin duda, no se lo esperaba. ¿Un presentador de éxito cayendo ante una 'niñata' que no ha hecho nada en la vida? Su mayor humillación.

La victoria de Laura era más que previsible. Por mucho que el programa congregue a millones de espectadores y que todos opinemos en twitter, los que votan son los que votan. Y no nos engañemos: ¿Van a gastarse el dinero en un señor de 53 años que fue famoso hace tanto que ni se acuerdan? Les puede hacer gracia, sí, pero a la hora de la verdad, Laura Matamoros está mucho más cerca. Pueden identificarse con sus reacciones, con sus amoríos que no llegan a serlo, con sus sufrimientos, con todo. Ya se ha encargado el programa de que así sea. La imagen que se ha ofrecido de Carlos Lozano no tiene nada que ver con la de Laura. Y, posiblemente, haya sido así dentro de la casa, pero los vídeos durante la final fueron demoledores para el presentador. Incluso peores que el pañuelo ese que llevaba...

Pero no escurramos el bulto. La victoria de Laura ha valido la pena solo por imaginar la cara de Makoke. Ojalá haber podido ver la reacción de la futura mujer de Kiko Matamoros cuando su archienemiga fue proclamada vencedora. ¡Ojalá! Parraque máximo. Makoke se ha convertido en la villana oficial de la televisión y todo lo que le pase es poco. Nos la imaginamos llegando a casa y quitándose la peluca y la careta para convertirse en la bruja de Blancanieves. Así de crueles somos y así de malas personas. Claro, con este panorama, tan solo queríamos que ganase Laura para fantasear con la nochecita que le esperaba a Makoke -y a Kiko-. Debería hacer mío aquí el título del imprescindible blog de Pilar Eyre, 'no es por maldad'.

Ahora, no crean que voy a cerrar el asunto VIP sin entonar un mea culpa. Echando un vistazo al pronóstico de expulsiones que vaticiné el principio del reality, ¡no he dado ni una! A Laura Matamoros la dejé en 4ª posición, por detrás de Lucía Hoyos, que tiene delito, pero es que a Carlos le puse en la 10ª. Vamos que, como futurólogo, tengo menos recorrido que Rappel. Un drama que espero subsanar con 'Supervivientes'. La semana que viene les ofrezco mis apuestas. ¡Un besi!

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...