El espectador

¿Qué tendrá Makoke que consigue desestabilizar a todos sus adversarios?

El hombre confuso
Makoke

Más Sobre...

Gran Hermano Vip

12 de febrero de 2016, 10:47

Este 'GH VIP: Matamoros Edition' nos está dejando momentos para la posteridad. Lástima que tan solo estén protagonizados por dos de los concursantes y sus respectivos familiares fuera de la casa. ¿De verdad hacía falta gastarse ese dineral en sueldos para luego centrar toda la acción en dos participantes bastante económicos? Hubiera sido más sencillo encerrar a Javier Tudela -ya fuera de la casa- y Laura Matamoros en un minipiso de 35 metros cuadrados y organizarles visitas de sus padres, hermanos y hermanastros. Así, al menos, concursantes tan trepidantes como Julián Contreras Jr., Sema o Belén podrían estar cómodamente en sus casas. Y eso sin nombrar a Rosa Benito o Raquel Bollo, que a veces se nos olvida incluso su presencia en la casa...

Relacionado con esta noticia

Entre todo este tinglado matamoril, una figura despierta todo mi interés. Un oscuro personaje al que acusan de nadar y guardar la ropa, de manejar los hilos de la familia y desentenderse de todo complot en público. Sí, se trata de Makoke. La futura esposa de Kiko Matamoros -si es que llegan a casarse de una vez- me desconcierta. Detrás de esa fachada tan perfecta, con su melena larguísima y su maquillaje impoluto, se esconde un ser del que no conocemos nada. No sabemos si es buena, si es mala, si un poco de cada o si, como a Jessica Rabbit, la han dibujado así. ¿Qué tendrá Makoke que consigue desestabilizar a todos sus adversarios? Tan solo hay que recordar el disgusto que pilló Mila Ximénez después de compartir plató con ella durante diez días. ¡Diez días!

Makoke se ha convertido en la diana perfecta para lanzar todo tipo de acusaciones. Y lo peor es que se lo ha ganado ella misma. Sus contradicciones hasta ahora han sido tantas que cualquiera se cree con derecho de cuestionarla. Es lo que pasa cuando aseguras que no quieres saber nada de la televisión y te ofreces para sustituir a tu marido en su peor momento de popularidad. O cuando no quieres coincidir con el hijo de tu marido y terminas sentándote con él casi codo con codo. O cuando apoyas a tu hijo para que participe en un reality pero tan solo le defiendes en aquellos platós que consideras oportunos. Algo huele a podrido dentro del clan Matamoros y ya no hay quien se atreva a pararlo.

Viendo el teatro familiar que los Matamoros han decidido representar para toda España resulta imposible no sospechar que las partes guionizadas son mucho más abundantes que las improvisaciones. La tranquilidad con la que padre e hijo intercambian acusaciones desde las portadas de revistas y platós de televisión, la frialdad con la que ambos se enfrentan a sus dramas personales, el posicionamiento de Laura, rota de emoción al ver a su padre y preguntando que dónde está su hermano, y las siempre explosivas apariciones de Makoke no pueden ser fruto de la casualidad. El problema, claro, es averiguar quién se encarga de organizarlo todo. ¿Y si quedan los domingos para comer paella y planificar la semana? Yo lo vería posible...

Makoke, como Terelu, ofrece una imagen pública que poco debe tener que ver con su carácter real. Es algo que desconocemos, claro, ya que todavía no nos ha invitado a tomar café -tenemos libres los martes por la tarde-, pero que nos atrevemos a imaginar. No es posible que alguien sea capaz de guardar tanta corrección en asuntos que le tocan tan de cerca. O es que a nosotros nos pueden los sentimientos y por eso no somos aptos para trabajar en televisión. Tal vez Makoke debería mostrarse más humana, más empática, más sentida. Dejarse llevar por las emociones, explotar cuando toca explotar y reírse cuando toca reírse. Seguro que ella cree que lo hace, pero no lo transmite. Solo así rompería esa fachada de mujer de hielo que se ha ido construyendo con el tiempo. Una fachada que podría servir en la televisión de los 90 pero no en la actual.

Ahora solo nos queda esperar a que alguien dé luz verde al reality de Makoke. Un espacio pensado para Divinity donde la excolaboradora despliegue todas sus artes. No nos digan que no sería un éxito. Los royalties, a la redacción de Lecturas, por favor.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...