El espectador

"La segunda temporada de 'Las Campos' arrastró los mismos errores que la primera"

Terelu Campos María Teresa Campos
La segunda temporada de 'Las Campos' arrastró los mismos errores que la primera

Más Sobre...

Las Campos

30 de diciembre de 2016, 10:49

Han pasado dos días desde la vuelta de las Campos, lo sé, lo sé, pero, ¿cómo no iba a hablar yo de Terelu? ¡Es el motor de mi vida -virtual-! Así de claro y contundente. La vuelta de las reinas del docurreality ha sido lo mejor que nos podía pasar para terminar 2016. Vamos, si por mí fuera, estarían ya presentando las Campanadas, la gala de después -¡basta de Paz Padilla!-, el refrito del primer día del año, el telediario y hasta el programa de Esperanza Gracia. 'El horóscopo con Terelu'. ¡Ese sí sería un producto arriesgado e innovador! Menos mal que nadie me ha dado el poder de controlar una cadena de televisión. Creo que podría arruinarla en cuestión de dos días. Dos horas, si me dan rienda suelta. Menudo soy yo con los contenidos...

La segunda temporada de 'Las Campos' arrastró los mismos errores que la primera y se quedó sin momentos tan míticos como el de la porra o las bragas de mercadillo -que estoy convencido que Terelu quemó en cuanto se apagaron las cámaras-. Siguen empeñados en hacer capítulos monográficos -esta vez le tocó a la Navidad- cuando el público lo que quiere, queremos, ver es el día a día de María Teresa y Terelu. ¡Qué más dará que preparen una cena o que se tumben a ver la tele durante dos horas! El espectáculo es verlas desenvolverse en este mundo que creen tan complejo e injusto. Luchar contra los elementos, desempeñar tareas cotidianas como si estuviesen escalando el Everest, mostrar sin pudor su bonanza económica y hacer ver que es algo de lo más normal. 'Yo preparo el pavo tal y como lo hacía mi abuela', dijo Terelu mientras sus dos empleadas del hogar cocinaban como locas. ¡Arte puro! ¡Más, por favor!

Las imposturas iniciales del primer capítulo, con María Teresa y Terelu llamando a otras personas para que les montasen el árbol de Navidad -¡qué bonito concepto!-, hizo que muchos espectadores comenzasen a ver el programa con reticencias. Sí, no pintaba bien. Tras el juego que dio el asunto del peso y las dietas, lo de la Navidad no iba a estar a la altura. Menos mal que Terelu siempre acude rauda y veloz al rescate. Observarla tratando de coger un autobús en pleno centro de Madrid para librarse de las cuatro gotas que caían fue lo mejor de la noche. ¡Quién hubiese sido uno de los pasajeros! Reconozco que yo también le hubiese pedido dos besos y un selfie, aún sabiendo que me iba a decir que no me acercase mucho porque estaba sudada. ¡En diciembre, con gorro y bufanda! Ay, Terelu, como dice mi amiga -y redactora de esta revista- Estela, incluso transpirando tienes gracia.

'Las Campos' necesita librarse de tantas reticencias de sus protagonistas y entregarse al espectáculo. Soltarse la faja y cardarse la melena. Dejar las cenas y los modelitos y apostar más por momentos imprevisibles. Terelu entrando en un bar cualquiera para comprar un número de lotería que le ha hecho tilín desde la ventana. ¡Ese es su punto fuerte! Señores ofreciéndole tortilla de patata mientras ella, tímida y educada, se resiste hasta que ya no puede más y pide 'un trocito pequeñito para probarla'. ¡Musa! Terelu somos todos. Tan solo queda que tanto madre como hija se den cuenta y dejen de fastidiar su propio programa. Si su actitud en el debate posterior fue terrible y vergonzosa, ¿cómo habrá sido el rodaje del reality? Por el bien del equipo espero que estuviesen más receptivas que con los contertulios del programa. ¡Pero si no dejaron hablar a Pilar Eyre! Y eso, aquí, nos lo tomamos muy a pecho.

Querida Terelu, hace tiempo, cuando estrenaste la primera entrega, te escribí una carta. Aseguré que pensaba tatuarme tu nombre de pies a cabeza. Todavía no lo he hecho, de acuerdo, pero no hagas méritos para que me replantee mi decisión. ¡Si hasta estoy valorando hacerme un mural en la espalda con tus diversos peinados! El público os quiere. Os idolatra. Os ama con locura. Aprovechadlo. Sed generosas y dejad los problemas en casa. Disfrutad. Y, por favor, entra en 'GH VIP 5'. Haznos ese favor. Yo se lo he pedido ya a los Reyes Magos. ¡Ojalá me lo traigan!

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...