El espectador

"El mundo de 'MYHYV' es absolutamente fascinante. Nunca un programa había conseguido reflejar mejor la sociedad en la que vivimos"

Emma García

Más Sobre...

Televisión Telecinco Mujeres y Hombres y Viceversa

25 de marzo de 2016, 12:37

Cada vez que desaparece 'Mujeres y hombres y viceversa' de la parrilla por motivos de fuerza mayor, todos vamos corriendo a señalar a sus enfurecidos fans. Es nuestra forma se sentirnos bien, cultivados, preocupados socialmente, unos metros por encima de esos pobres que no saben hacer otra cosa que pegarse a la televisión. Como si cuando los demás fuimos adolescentes no hubiésemos cometido las mismas estupideces. Claro que, entonces, tanto solo lo comentábamos con nuestros amigos, también adolescentes, mientras que ahora, gracias a las redes sociales, lo hacen en público. Es la democratización de las chorradas. Cualquiera puede ser un líder. Y sí, nos llevamos las manos a la cabeza, nos preguntamos cómo es posible que esto ocurra, pero tampoco hacemos nada al respecto. ¿Educación? ¿Qué es eso?

El mundo de 'MYHYV' es absolutamente fascinante. Tanto como experimento sociológico -la excusa que ponía Mercedes Milá cuando empezó 'GH'-, como como entretenimiento puro y duro. Nunca un programa había conseguido reflejar mejor la sociedad en la que vivimos. Porque sí, lo que vemos en televisión no es más que una muestra de lo que veríamos si bajásemos a la calle. Por mucho que queramos pensar lo contrario, los tronistas no son cuatro descerebrados a los que se da voz en un programa. Están en nuestros barrios, en nuestros institutos, en nuestras comunidades de vecinos. Llenan discotecas, campos de fútbol y hasta universidades. Son 'la juventud de hoy en día' -no hay una expresión más viejuna-. ¿O acaso no nos hemos dado cuenta que comprarles el último iPhone y dejarles el todoterreno les ha llevado a todo esto? Ay, ilusos...

En el universo 'MYHYV' no hay preocupaciones más allá del amor. La mano de Dios -Emma García- dirige los destinos de esos pobres mortales que buscan atraer la atención de los más atractivos del lugar. Nadie tiene que trabajar, nadie estudia, nadie debe atender asuntos familiares. Lo único importante es arreglarse, bajar las escaleras con dignidad y luchar por el o la tronista correspondiente. ¡Y encima ganan dinero por ello! Si es que, con este panorama, ¿cómo pretendemos que alguien no quiera tener la misma vida? Vamos, si servidor de ustedes tuviese unos pocos años menos y unos cuantos músculos de más, estaría ya llamando al casting para pasar la prueba. Pues imaginen lo que deben pensar los de 20. Si es que se lo ponemos en bandeja.

Pero, una vez asumido esto, ¿no deberíamos aprovechar la plataforma para lanzar otro tipo de mensajes? Sin duda, es un programa de televisión y como tal, busca atraer la máxima audiencia posible. De acuerdo, pero estamos perdiendo un momento idóneo para visibilizar la diversidad en un sector tan joven de la sociedad. ¿Por qué no hay ya un tronista gay o una tronista lesbiana? ¿Qué miedo se esconde cuando ya ha habido alguna historia tangencial y no ha pasado nada? ¿No sería lógico que el público adolescente también viese otro tipo de realidad en el mismo contexto? La televisión no ha venido aquí a educar a nadie. No es su misión y no podemos exigírselo. Pero sí es un altavoz privilegiado -y muy efectivo- que deberíamos utilizar más y mejor.

Y puestos a cambiar cosas, démosle otra vuelta a este look tronista que nos invade. No puedo más con los pantalones ultramegaceñidos para hombre con el tobillo al aire en pleno invierno, ni con los minivestidos ultramegaceñidos para mujer con incrustaciones de plástico baratejo y metal. Basta de extensiones, de tupés cardaditos y de bronceados que desafían a las leyes de la naturaleza. Basta de dientes ultrablancos y de cejas perfiladas. Basta de tacones vertiginosos a las doce del mediodía y de camisas pegadas a los pectorales. Por favor, basta. La diversidad estilística también existe. ¡Utilicémosla!

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Loading...