El espectador

"Cree el pequeño Nicolás que vive en 'House of Cards', cuando lo suyo es más Mortadelo y Filemón"

Fran el pequeño Nicolás
fran nicolas

Más Sobre...

Gran Hermano Vip

22 de enero de 2016, 11:36

Lo reconozco. He luchado contra la tentación y he intentado hablar de otra cosa. ¡Y no será por temas! La salida del armario de la bisexualidad de Paco León, ese hipotético programa de las Campos que va a comerle el terreno a Bertín Osborne, la vuelta de Jorge Javier de sus tropicales vacaciones, pero no puedo, no puedo. ¿Cómo no voy a dedicarle la entrada de hoy al pequeño Nicolás, también conocido como Fran? La primera expulsión oficial de 'GH VIP' nos ha privado de uno de los grandes concursantes del programa. Sí, insoportable. Sí, manipulador. Sí, perverso, pero también un pilar fundamental del sustento del reality. ¿De qué vamos a hablar a partir de ahora? ¿De Raquel Bollo? ¿De Lucía Hoyos? Fran era una de las pocas alegrías que nos había dejado la casa y ahora tendremos que conformarnos con ver crecer las plantas.

Relacionado con esta noticia

Cree el pequeño Nicolás que vive en 'House of Cards', cuando lo suyo es más Mortadelo y Filemón. Como el gran político que es, le ha echado las culpas a la maquinaria del Estado, que se ha puesto en marcha para evitar que siga contando todas esas intimidades y secretos que pueden provocar un auténtico cataclismo. Pobre iluso. Tienen bastante las principales instituciones del país con sus pactos y no pactos como para sentarse a ver el 24 horas, la verdad. Fran vive en la misma burbuja que nuestros dirigentes: una muy alejada de la sociedad y repleta de mentiras. Piensa que por haber compartido cuatro ratos con cuatro cargos es ya Mata Hari, una espía capaz de terminar con el mundo tal y como lo conocemos. Y lo peor de todo es que le hemos comprado la farsa. Le hemos aupado hasta donde está, haciendo que crea tener un poder que en realidad no tiene. La minuta del psicólogo nos la deberían pasar a todos.

El pequeño Nicolás ha sido expulsado por una audiencia que no ha comulgado con su tiranía. Puede que en su mundo, ese en el que puede sentarse en las rodillas de la amiga entrañable del rey, esté bien visto lo de manipular a tus semejantes y ordenarles que se comporten de determinada forma, pero fuera de ahí, lo de 'no haces lo que se te dice' nos chirría. Llegar a Guadalix con una estrategia y una buena capacidad de persuasión son bazas seguras para alzarse con la victoria del concurso, siempre, claro, que no se te note demasiado. El pequeño Nicolás vio en el hijo de Makoke y el Míster dos secuaces con pocas luces a los que manipular hasta conseguir el maletín. El problema es que no contaba con que los demás también tienen ganas de hacerse con el premio. Aznar no debe estar nada orgulloso de él.

Relacionado con esta noticia

La audiencia de 'Gran Hermano' castiga siempre al primero que acapara vídeos. Es una constante en todas las ediciones -acuérdense de Maite, la conductora de autobuses-. Si alguien quiere ganar el concurso debe pasar las primeras semanas en segundo plano. Una vez los espectadores se han deshecho de los concursantes que pueden hacer sombra, es el momento de desplegar la artillería y comenzar a concursar. ¿Por qué creen que Rosa Benito está tan en perfil bajo? La 'no tan grande' viene enseñada de 'Supervivientes' y sabe cómo manejar el concurso. Ante la falta de Carmen López, resultaba evidente que la audiencia iba a desprenderse del pequeño Nicolás. ¡Hasta Rappel podría haberlo previsto! Chico, si Fran es tan espabilado, ¿cómo no lo vio venir?

Ahora la cuestión es: ¿qué nos queda en la casa? Pues un panorama un tanto desolador. Todas nuestras esperanzas están puestas en el posible romance entre Julián Contreras y Belén Roca, imagínense. Sin Fran, el Míster y Javier Tudela tienen poco que rascar. Sema y Liz viven su propio concurso en el que solo se hacen gracia a ellos mismos. Rosa Benito confía en atacar a Julius pero el cocinero no está muy por la labor -aunque ahora está nominado...-. Y Raquel Bollo ni está, ni se le espera. Cruzamos los dedos para que alguien le dé tramas pronto a Carlos Lozano. O que entre Toño Sanchís a la casa. Eso sí sería una sorpresa de verdad y no la expulsión del pequeño Nicolás.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...