El espectador

¿Cómo se explica que el programa de Bertín esté entre lo más visto?, Matamoros y sus puntos de sutura, la depilación genital en Gran Hermano...

Bertín Osborne Elsa Pataky Kiko Matamoros Makoke
Blog de televisión de Confuso

Más Sobre...

Televisión Gran Hermano Telecinco

13 de noviembre de 2015, 11:13

Estoy en shock. Sí, en shock. Han pasado tantas cosas esta semana en televisión que a uno le resulta muy complicado resumirlas en un texto medianamente coherente. Aunque, claro, tampoco nos vamos a engañar: la coherencia ha muerto. ¿Cómo se explica si no que el programa de Bertín Osborne continúe estando entre lo más visto? Es de locos. Los guionistas de 'En la tuya o en la mía' han querido hacer un 'Deluxe' sin gracia y han organizado un encuentro entre Fabiola, la 'mujer de', y Mariló Montero, después de que ésta se tumbara en la cama del presentador, y para ello han aprovechado que estaban en casa de Arturo Fernández. “Ahora vendrá una amiga mía de siempre”, dijo el actor, refiriéndose a Mariló. ¿Perdón? Y no contento con eso, cuando la presentadora llegó a la casa hizo que, casualmente, fuese Fabiola a abrirle la puerta. ¡Y ni un tirón de peluca ni nada! Menos 'Deluxe' y más 'Dinastía'. Eso es lo que les recomiendo, pero no había venido yo aquí a hablar del intérprete de 'buenas noches señora, buenas noches señora'.

Dos grandes operados han pisado esta semana nuestros platós de televisión. Dos homenajes al avance de la ciencia en materia de cirugía estética. Dos resultados muy diversos de lo que ocurre cuando pasas por un quirófano. Dos nombres que se han pronunciado más que el de Artur Mas: Kiko Matamoros y Elsa Pataky. El primero reapareció en el 'Deluxe' el viernes pasado tras haberse sometido a una nueva intervención para rejuvenecer su rostro -todavía tenemos pesadillas-, mientras que la segunda se dejó caer por España, con transparencias incluidas, para promocionar su nueva aventura publicitaria. El cuerpo y la cara de Elsa Pataky son una obra de ingeniería fina. Nada queda de aquella aspirante a actriz que hizo sus primeros pinitos en 'Esta noche cruzamos el Mississipi', tal y como han rescatado los de 'Cazamariposas' -desde aquí mi devoción al programa; otro día les dedico la entrada-. Ahora es toda una diosa en la Tierra, el resultado del mejor bisturí del planeta. Ojalá pudiera tener la dirección del cirujano.

Peor éxito ha tenido Kiko Matamoros. Su vuelta a la televisión, después de tener que aguantar durante un par de horas las desventuras amorosas de Amador Mohedano -el tigre de Chipiona, el galán del palillo en la boca-, causó puro terror. ¿Pero quién acepta sentarse en un plató con los puntos todavía calientes? Eran tantos los frentes abiertos que tenía delante que todavía no entendemos cómo no se le saltó el vendaje por la tensión. Matamoros es un hombre inteligente y sabe que cuántos más conflictos, más ganancias, aunque para eso tenga que sacrificar su salud mental y la de los que le rodean. Lanzar a Makoke a las pirañas no fue una buena idea, por mucho que ella supiese perfectamente al negocio en el que jugaba. Pero no se preocupen. El eje del mal volverá antes de lo que parece. Puede que cuando termine de emitirse el programa pasen todos una temporada en la López Ibor, sí, pero volverá. Es la esencia de 'Sálvame' y todos son conscientes de ellos. Ahora, como no se den prisa, Matamoros acabará volviendo a la cara que tenía cuando su comunión.

Por cierto, ¿fueron también de los que sufrieron un pequeño desmayo cuando vieron a Aritz, el vasco de 'GH 16', depilando las partes más íntimas de Han con la ayuda de una pinza? Eso sí fue incómodo y no los lloros de Mila Ximénez por culpa de Makoke. ¿Qué será lo próximo? ¿Ingles brasileñas en 'prime time'? Recen por la integridad de este pobre bloguer de televisión. ¡Mis ojos, mis ojos!

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...