Crónicas de una realidad pasmosa

Raquel Bollo y Rafa Mora: una pareja solo presunta

Raquel Bollo Rafa Mora
Raquel Bollo y Rafa Mora
Gtres

1 de noviembre de 2016, 13:55

Solo hay algo que detesto más que el estilo y la estética de Raquel Bollo, y son los hombres musculados. Hay algo no sé si en mi biología o en mis traumas olvidados, que me incapacitan para lubricar ante un hombre así. Por eso, cuando el pasado viernes escuché a Rafa Mora narrar sus encuentros con Raquel Bollo, me entraba una extraña repulsión, porque me resultaba imposible abstraerme de esa difícil imagen mental. Cierta o no, en mi cabeza se dibujaba una composición de cuerpos mega normativos sudando al unísono que han sido la peor estampa de Halloween que ha registrado mi cerebro este año.

Digo que “cierta o no”, porque Raquel niega haber estado con Rafa Mora, y mientras así sea, tratamos de hechos presuntos.

Ahora bien, Rafa se fue de la lengua y se le escapó un encuentro que delataba que se habían encontrado en el dúplex de Kiko Rivera.

Previamente, había mentido al polígrafo cuando negó haber estado con ella en más de una ocasión. Se desveló así mismo que el primer encuentro fue en Cantora.

Y miren ustedes, yo a estas alturas ya no sé qué pensar. Imaginemos (solo imaginar) que el polideluxe es certero y que el lapsus de Rafa también fue real. A partir de esa imagen (siento fastidiarles el día a todos ustedes con esto) surgen más dudas todavía.

De hecho, brindo desde aquí mis preguntas a Conchita la poligrafista y a la redacción de Sálvame Deluxe, para un próximo programa con Raquel y Rafa:

-¿En qué momento se puede tener intimidad sexual en Cantora? Es decir ¿Cómo es esa finca, qué normas o qué fiestas o qué desatención hay para que tales cosas ocurran entre gente que no vive ahí? Porque si algún conocido ayunta en mi casa, yo creo que me enteraría…

-¿Cómo sería la seducción previa entre estos dos personajes? ¿Hablarían de literatura, de historia, de política…? Espero que no, que fueran divertidos y se dijeran auténticas burradas de índole sexual, se regalaran gestos obscenos y estuvieran a la altura de mis enfermizas y muy altas expectativas…

-¿Por qué ambos niegan algo que todo indica -polideluxe, lapsus y testigos- que es cierto? A estas alturas de la vida, aunque uno y otro tuvieran pareja, deberían saber que el público premia a las parejas. Ya lo hemos visto mil veces en los realities. Su rango de influencia crecería generosamente, y siendo personajes con tan amplia proyección pública, deberían aprovecharse de eso. Básicamente, porque en eso consiste su trabajo, en acercarse en la medida que puedan a la actualidad televisiva.

-¿Cómo fue el encuentro en el loft de Kiko Rivera? Es decir ¿Era una fiesta con los invitados beodos bailando congas? ¿Era una merienda con pastitas y té? Si a Mora se le escapó el decir que “no fue la única pareja que salió de aquella noche”, necesitaríamos saber si era un speed dating de Meetic, un encuentro para hacer una ouija que se les fue de las manos, o un grupo de exaltada discusión política… Porque para que al menos cuatro personas satisfagan sus ansias seductoras en una sola jornada, se tenían que dar condiciones muy favorables.

-¿Durmieron allí? ¿Cuántos metros cuadrados tiene el piso? ¿No podrían hacer una recreación para nosotros, los espectadores enfermos que gustamos de saber estos detalles?

-¿Por qué esta fijación por las propiedades de los Pantoja? ¿Y si estamos ante una nueva y retorcida parafilia sexual? ¿Hay más gente que la padece?

Todo esto es por ahora sólo producto de mi mente calenturienta. Soy retorcida y malpensada, porque ni Rafa ni Raquel han admitido nada de esto. De hecho las palabras de Bollo hacia el joven de rotundos músculos han sido: “Si realmente me tienes cariño, no juguemos a esto. Cuando sea verdad, juego”. Así que ya ven, todo esto no es más que una fabulación de lo que parece ser, pero no es. Una imagen, ni siquiera agradable, que nuestra mente puede fabricar de dos personajes de aspecto hipersexuado e intelectualmente sin aristas relevantes. Dos personajes que a la postre, pegan un montón juntos.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...