Crónicas de una realidad pasmosa

¿Qué le pasa a Rocío Carrasco?

Rocío Carrasco
rocio carrasco fidel albiac boda

31 de mayo de 2016, 17:17

Por más que sus escuderas y amigas las Campos, la defiendan con uñas y dientes (Porque lo de Mª Teresa y Terelu a veces roza la parodia)…

Aunque esté preparando su boda, un momento en teoría muy feliz en la vida (una celebración del amor y más al llevar tantos años juntos)…

Pese a que las señales obvias nos muestren a una Rocío Carrasco feliz y exultante, demasiados indicadores nos dicen que su actitud no es la de una persona encajada y feliz socialmente. Su sonrisa y buen aspecto resultan forzados, raros, irreales, aprendidos. Analicemos el entorno de Carrasco:

La relación con sus hermanos desde que recordamos ha sido distante: Por parte de Rocío siempre ha habido una evidente indiferencia. Gloria Camila, más que su hermano José Fernando, ha hecho notar esta falta de cordialidad. (Con quien sí tiene gran amistad la joven, es con Rocío Flores Carrasco, su sobrina).

Sorprende que, sin embargo, la propia hija tampoco quiera saber nada de Rocío Carrasco ¿Qué puede ser tan horrible para que una madre y una hija no se hablen? Llevan ya 4 años de distanciamiento. No estamos obligados a llevarnos bien con madres, ni con hijos, pero de ahí a no tener trato… es muy fuerte. La joven vive con su padre, Antonio David Flores, que, tampoco ha tenido nunca una relación fluida con su ex.

Con el viudo de su madre, Ortega Cano, tiene relación nula. Nunca hubo demasiada sintonía entre ellos, y ahora, más que nunca, resulta evidente que el único vínculo que unía a Rocío Carrasco a su familia, era su madre, Rocío Jurado.

…Es como si se hubiera quedado sola. Aislada.

Sola del todo, no: Con Fidel Albiac.

Dicen que apenas tiene servicio, que despidió a la gente que trabajaba en su casa… ¿Qué teme que salga a la luz? ¿La exclusiva de su próxima boda?

Puede ser que su familia sean insoportables, sí, cabe la posibilidad. Puede haber conflictos muy gordos entre ellos… Pasa en muchas familias. Pero no es tan habitual no tener contacto con nadie, encerrarse, pasar de todo contacto familiar y que todos tengan cierto recelo.

Pero ¿Y si es Fidel? ¿Y si es él quien aísla, anula o envilece a Rocío? Recordemos que fue Albiac quién poco antes de fallecer Rocío Jurado, arrebató las labores de management que había ejercido siempre el hermano de la tonadillera Amador Mohedano (con quién, por cierto, tampoco hay contacto). Para la ocasión, se ocupó el futuro marido de Rocío Carrasco de la organización de una gala de homenaje por todo lo alto para TVE. Ahí vivía todavía “La más grande”. Pero desde que ella faltó, la distancia de su hija con respecto a su familia fue clamorosa, evidente y hasta soez.

Puede que no sean la familia perfecta (esa es su gracia) pero ¿Alguna lo es? Evidentemente, el distanciamiento de Rocío Carrasco es voluntario, y yo –yo: cosa mía- me inclino a pensar que mucho tiene que ver ese señor serio y siniestro con el que se va a casar próximamente.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...