Crónicas de una realidad pasmosa

Los problemas de los famosos con Hacienda

Diana Aller
famosos y hacienda

Más Sobre...

Dinero famosos

15 de diciembre de 2015, 10:06

El Toñogate estalló por todo lo alto a raíz de un requerimiento de Hacienda hacia Belén Esteban. Al buscar la documentación que acreditara las cuentas de la popular colaboradora, se destapó el pastel, el engaño y la opacidad de las cuentas de su ya ex representante Toño Sanchís.

Su -de nuevo- compañera, Rosa Benito vuelve a televisión y aduce deudas a la Seguridad Social y Hacienda. (El pasado viernes contó en Sálvame Deluxe que su regreso tenía una causa principal: la económica).

Relacionado con esta noticia

En el caso de los colaboradores de Sálvame, siempre se ha dado cierta desincronía económica y problemas tributarios, cuando no deudas, inversiones fallidas y una tónica general: el vivir por encima de sus posibilidades. Si no, que se lo digan a Karmele, Matamoros o Terelu.

Los problemas con la Agencia Tributaria y los famosos es toda una tradición de gran arraigo en España. Desde Lola Flores inventando el crowfunding, (pidiendo “una peseta a cada español” para saldar su deuda); hasta su propia hija, Lolita, que también ha hecho una mala gestión (eufemismo para designar una deuda con Hacienda) que ya está subsanando.

Los abogados de la reclusa Isabel Pantoja, dicen que las declaraciones anuales de la tonadillera están en orden, pero llegaron a un acuerdo con Hacienda en el que se reparte el embargo provisional de 1.800.000 euros que hay sobre ella. Recordemos que además de esta deuda con Hacienda, Pantoja debe hacer frente a una multa por blanqueo de 1,1 millones de euros, que va pagando de forma fraccionada.

Bertín Osborne, que ahora triunfa con su programa “En tu casa o en la mía” tuvo allá por 2003 una inspección que culminó en una condena por alzamiento de bienes. El montante ascendía a una cantidad astrónomica, ya que a principios de este año, el hoy presentador explicó que ya había devuelto 3.700.000 €.

A Ana Torroja se le requirieron 1.200.000 € también por parte de Hacienda, y también está abonando el dinero poco a poco.

Y otra cantante, Monserrat Caballé, no presentó la declaración de la Renta en España aduciendo que vivía en Andorra, una práctica desgraciadamente habitual. Según parece defraudó medio millón de euros a Hacienda -cantidad que por cierto, ya ha devuelto- en el ejercicio del 2010. Pero ahora se puede declarar por videoconferencia, y Monserrat lo ha hecho ¡sentada en una silla en el comedor de su casa! Ha ratificado el acuerdo alcanzado con la Fiscalía, y ha aceptado una condena de medio año de prisión y una multa de 254.231 euros por fraude fiscal.

Arantxa Sánchez Vicario hizo algo parecido, pero eligió Luxemburgo en lugar de Andorra. Incluso el también tenista Rafa Nadal, está en el punto de mira, porque no queda bien claro cuál es su domicilio fiscal.

El caso de los deportistas de élite es especialmente bochornoso. Ponen cara de emoción en su podio, escuchando el himno de su país, para acto seguido llevarse el dinero a otro sitio. No solo se están ahorrando un pastizal, se lo están robando a España. A las carreteras, los colegios y hospitales, pero también a los miles de ciudadanos honrados que pagamos lo que nos corresponde.

Imagino que es muy tentador dejar pasar ciertas deudas cuando son cuantiosas ¡Pero eso ocurre porque los ingresos también lo son! Por favor, si a los trabajadores llenos de estrecheces nos supone un problema y nos duele ¿Por qué no a ciertos famosos que ingresan mucho más dinero? (Y no quiero ni pensar en grandes corporaciones y empresas que cuentan con asesores financieros que les ahorran millones de euros).

Es una cuestión de honradez, de preocupación por el dinero y la gestión. Es nuestro deber como ciudadanía ocuparos de ello, de que las cosas se hagan bien…

Siempre hay Toños que buscan el beneficio dando el mínimo a cambio. En realidad todos somos un poco Toño. A ver si nos concienciamos y nos quitamos de la cabeza esa forma tan chusca de pensar de “Si puedo engañar, eso que me llevo”. No, de verdad… Así no.

En el caso particular de Belén Esteban, espero que se haga justicia, porque se da una cosa bien rara: Toño Sanchís parece que tiene más patrimonio y liquidez que su representada, cuando era ella la principal fuente de ingresos. El 2016 promete ser emocionante y seguro que se hará justicia con este tema. Ojalá.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...