Crónicas de una realidad pasmosa

La difícil relación de los famosos y la moda

Famosos moda

21 de septiembre de 2016, 18:01

Acaba de terminar una edición más de la (impronunciable) MBFWM (Mercedes Benz Fashion Week Madrid, lo que antes se conocía como Pasarela Cibeles) y allí se han dejado ver rostros conocidos, famosos de medio pelo y personajes de la crónica social, todos juntos apoyando las creaciones españolas de la moda… O eso nos han hecho creer. ¿De verdad les interesa o van allí para figurar? Yo creo que habrá de todo…

Ana Obregón, Pilar Rubio, Bibiana Fernández, Marta Robles, Boris Izaguirre, Nuria Fergó, Soraya Arnelas, Dulceida, Elena Ballesteros, Belén Esteban, Raquel Sánchez Silva, Dafne Fernández, Màxim Huerta, Ivonne Reyes, María Castro… y muchos más, han visitado IFEMA en esta edición. Pues muy bien ¿No? Veamos:

La moda es un negocio raro. De un lado levanta pasiones entre miles de jóvenes que abren blogs e instagrams de forma entusiasta; pero de otro, es una industria difícil, que sobrevive con pocos recursos y a duras penas, disfrazada de glamour.

Estaría muy bien que los famosos no fueran solo a hacerse la foto, dejarse ver en el front row y subir una imagen a sus redes sociales. Sería maravilloso que vistieran en su día a día diseños de calidad y con imaginación, porque -permítanme opinar al respecto- muchos van hechos unos fistros habitualmente.

No creo que nadie vista mal. Cuando una persona -sea quien fuere- se levanta por la mañana y escoge la ropa que se va a poner, sus razones tendrá, y aunque no sean estéticas, son de lo más respetables. Por eso, voy a poner ejemplos de famosos que “se lo curran” y famosos que no, desde un interés meramente estético y muy personal.

FAMOSOS QUE LUCEN MODA:

Caritina Goyanes: Aunque a veces resulta demasiado sobria, tiene eso tan indefinible que llamamos estilo. Sabe hacer suya cada prenda. Y además con un durísimo handicap: las tallas grandes (Todavía es difícil encontrar según qué prendas y todavía asociamos elegancia y éxito a la delgadez extrema).

Elena Anaya: Paseando por Madrid, de vacaciones en la playa o en una gala de cine… Ella siempre va im-pe-ca-ble.

Antonia San Juan: Se atreve con estridencias coloristas, con atuendos de andar por casa… Pero nunca la hemos pillado en un momento “sin gracia”, de esos que tenemos todos alguna vez, las cosas como son.

Oscar Jaenada: El actor arriesga al límite explotando su aspecto más racial. Y lo sabe defender como nadie. Se agradece -y mucho- que los hombres se la jueguen con la moda, porque cuando ganan, ganan mucho.

Carolina Adriana Herrera: Quizá tenga poco mérito al dedicarse a la moda y llevarlo en la genética, pero siempre tiene un estilo natural y conoce de sobra lo que le sienta mejor.

FAMOSOS DESLUCIDOS POR LA MODA:

Chenoa: Cuando se arregla, viste exagerada y demasiado agresiva. Cuando va cómoda, aparenta dejadez. No tiene punto medio.

Terelu: Aunque ya no va tan apretada como antes, sigue eligiendo mal. No acierta ni en el color, ni en la talla, ni en la marca, ni en la prenda, ni en nada.

Paula Echevarría: Se preocupa tanto por ir a la moda, que en cuanto se pone algo, ya está pasado. No deja ningún cabo suelto, ninguna locura ni detalle sin conjuntar. Y eso, da una imagen aburrida, previsible e impersonal.

David Muñoz (extensible a su mujer, Cristina Pedroche): Lleva el look macarra poco trabajado y poco creíble. En lugar de parecer una estrella del rock (que sería una pretensión muy chula) tiene aspecto de sucio.

Raquel Bollo: Tiene la asombrosa capacidad de llevar ropa cara y que siempre parezca de mercadillo.

Joaquín Torres: El arquitecto abusa de los complementos y del color, y pasa del atrevimiento al ridículo como si nada.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...