Publicidad


(25/03/13)

La supermodelo rubia

Claudia Schiffer

(25/03/13)

La supermodelo rubia

Claudia Schiffer

gtres a00114882 005

¿Cómo, cuándo, dónde ha rejuvenecido Brigitte Bardot de esta manera? En 1989, el mundo quedaba asombrado por un anuncio de la firma de ropa casual Guess protagonizado por una modelo que era la viva imagen de la diva francesa de los sesenta. Un año después, todo el mundo sabía pronunciar el complejo apellido de aquella alemana de apenas 20 años: Claudia Schiffer (Rheinberg, Alemania, 25 de agosto de 1970). Su compatriota Karl Lagerfeld le había dado el espaldarazo definitivo al acogerla rápidamente como musa y encumbrarla como estrella de sus desfiles de Chanel durante cinco temporadas. Aquella Claudia de 17 años que recibió una oferta de contrato de un agente mientras bailaba en una discoteca de Düsseldorf jamás imaginó que estaba a punto de hacer historia en la profesión de modelo.

Claudia y las supermodelos

En septiembre de 1991, Claudia, Naomi Campbell, Linda Evangelista, Cindy Crawford y Tatjana Patitz aparecían en la portada de Vogue, retratadas por Peter Lindbergh, en la imagen inaugural de la era de las supermodelos: jamás un grupo de mujeres dedicadas a este trabajo tuvieron tanta repercusión social y cultural como tuvieron ellas durante los noventa. Ni sus sueldos: en 1992 Claudia firmaba un contrato con Revlon valorado en 6 millones de dólares. Las supermodelos no se limitaron a posar. La Schiffer llegó a tener su propio espacio de entrevistas en la televisión alemana, una colección de vídeos de fitness, algunos papeles en películas y regentó la cadena de restaurantes Fashion Café con sus socias Naomi Campbell, Elle McPherson y Christy Turlington.  El primer local se abrió en abril de 1995 en el Rockefeller Center de Nueva York.  

Rumores y romances

Claudia consiguió el hito de aparecer en tres portadas seguidas de la edición estadounidense de ‘Vogue’ y, en 1996, fue la modelo que lució el primer sostén decorado con piedras preciosas de Victoria’s Secret, la pieza estrella de cada colección de la firma de lencería. En medio de un frenesí de campañas para Ralph Lauren, Citroën o Fanta, tuvo tiempo de generar muchísimos rumores de romances: Alberto de Mónaco, el guitarrista del grupo Bon Jovi, Richie Sambora, y el músico Peter Gabriel. Finalmente, el hombre elegido fue el ilusionista David Copperfield, con quien anunció su compromiso en la alfombra roja de los Oscar de 1994: ella lucía un diamante de cuatro quilates de Bulgari. La relación duró algo más de cinco años. La pareja ganó una demanda contra la revista francesa ‘Paris Match’, que publicó que el romance era un montaje publicitario.

Tras algo más de cinco años con  Copperfield, Claudia tuvo una breve relación con el galerista, playboy y heredero británico Tim Jefferies, tras el cual llegó el hombre de su vida: el director de cine también británico Matthew Vaughn. En 2001, él le pidió matrimonio con un exclusivísimo lienzo Pop Art pintado por Ed Ruscha en que se podía leer: “¿Quieres casarte conmigo?”. Se casaron un año después, en presencia de celebrities como Madonna y Elton John. Valentino se encargó de diseñar el vestido de la novia. Claudia y Vaugh son padres de Caspar Matthew (nacido en 2003), Clementine (2004) y Cosima Violet (2010).

Su ruptura y reconciliación con Karl Lagerfeld

En 1996 se rompió la relación laboral y de amistad entre Claudia y el que siempre consideró su mentor, Karl Lagerfeld. El look Kate Moss empezaba a hacer furor en la moda de altos vuelos y sustituyó a Claudia por una modelo más delgada para sus campañas. El diseñador declaró que la alemana pertenecía a “otro mundo, otra moda, otro espíritu, otro tiempo”. A ella no le sentó bien.

En una industria esclava de la edad, Claudia, al igual que sus compañeras supermodelos, ha demostrado una envidiable longevidad. A los 35 fue la imagen mundial de Mango y, un año después, se perforó por primera vez en su vida las orejas para anunciar la bisutería de la firma Accessorize. En 2007, se reconcilió con Karl Lagerfeld, que la fotografió para unos anuncios del exclusivo vino Dom Pérignon y, en 2010, Claudia cumplió 40 años siendo, de nuevo, imagen de Chanel. En 2012, protagonizó una colección especial de Guess, la firma que la lanzó a la fama. Desde 2011 es la directora creativa de una firma de prendas de cachemir que lleva su nombre.

 


Nieves Alvarez

Arranca en Italia la temporada de festivales de cine

Nieves Álvarez, estrella con luz propia en Venecia


david lynch

David Lynch, Matt Damon, Chris Pratt…

Los remojones por la ELA más originales


Shakira

«Pues sí, la verdad es que sí, estoy embarazada», dice entrevistada

Shakira confirma su segundo embarazo