año nuevo, tattoo nuevo

El último tatuaje de un enamoradísimo Pelayo Díaz

El estilista ha aprovechado sus vacaciones en Bali para dibujarse una enorme mariposa en su torso

Pelayo Díaz
1 / 11

1 / 11

El nuevo tattoo de Pelayo. Pelayo se ha hecho tatuar en Bali una enorme mariposa en su cuerpo

2 / 11

pelayo. El resultado final

Twitter

3 / 11

Así era hasta ahora. Así era antes del último tatuaje

Instagram

4 / 11

Qué feliz soy. "¡Qué feliz soy!", declara Pelayo

Instagram

5 / 11

Con esta vista se despertaban Pelayo y Sebas. Con esta vista se despertaban Pelayo y Sebastián

Instagram

6 / 11

Pelayo y Sebas. Pelayo y Sebastián hicieron su primera aparición pública juntos el pasado noviembre

Instagram

7 / 11

Piscina privada. La piscina de su suite

Instagram

8 / 11

Perfecto para relajarse. Un lugar perfecto para relajarse

Instagram

9 / 11

Playa privada. Bajada a la playa privada

Instagram

10 / 11

Turisteando. Turisteando en Bali

Instagram

Más Sobre...

Tatuajes Cámbiame

7 de enero de 2017, 15:42

Recibir el Año Nuevo en Bali es el capricho que se han concedido Pelayo Díaz y su novio, Sebastián Ferraro. Unas vacaciones idílicas de las que el estilista de 'Cámbiame' ha querido llevarse un original 'souvenir': el tatuaje de una mariposa que se ha hecho dibujar bajo su pecho. "Por supuesto, esto duele", ha reconocido mientras el artista realizaba el elaborado tattoo.

En un primer momento, pensamos que esa mariposa estaba sobre su vientre, lo que podría significar la plasmación del famoso cosquilleo que se siente cuando uno está perdidamente enamorado, las 'mariposas en el estómago', estado en el que se encuentra Pelayo con su novio, Sebastián Ferrero, con quien lo vimos posar por primera vez el pasado mes de noviembre. Sin embargo, y cuando al día siguiente nos ha mostrado dónde tiene el tatuaje, justo debajo del pecho, solo podemos decir que Pelayo tiene la mariposa muy próxima a la boca del estómago, pero no más allá.

Pero además de este tatuaje, Pelayo y su novio se traen consigo maravillosas experiencias de esta lejana isla indonesia: templos milenarios, exótica comida, masajes relajantes, deliciosos cócteles, atardeceres inolvidables... y, sin duda, una estancia fantástica en uno de los resorts más exclusivos de Bali, donde la pareja ha ocupado una villa con piscina privada, vistas al océano y bajada directa a la playa. ¿Se puede pedir más para empezar el año? A nosotros, desde luego, nos han dado mucha envidia.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...