Emoción, anécdotas... y ¡hasta un encontronazo de la novia!

Lo que nadie ha visto de la boda de Lydia Lozano

Lecturas ha tenido acceso a las fotografías y al testimonio de varios de los asistentes

Boda Lydia Lozano

23 de junio de 2015, 07:00

Veinticinco años de amor y matrimonio son una proeza en los tiempos que corren. Lydia Lozano y su marido, el arquitecto Carlos García-San Miguel Rodríguez de Partearroyo, conocido como Charly, han querido celebrarlos volviéndose a jurar amor eterno, esta vez por el rito balinés. Lecturas ha tenido acceso a las fotografías y al testimonio de varios de los invitados asistentes a la ceremonia y a la fiesta, que tuvieron lugar en el restaurante madrileño The Garden 2112, muy cerca del domicilio de Lydia y su marido.

A media mañana del sábado, Lydia convocó en el restaurante a su maquilladora, su peluquera y algunas amigas, que la ayudaron a prepararse para estar perfecta. Charly llegaría más tarde listo directamente desde casa. En los jardines, se instaló una especie de altar al pie de la piscina, una estructura metálica que sostenía un toldo. Bajo él, se colocaron dos sillones donde permanecerían sentados los novios  la mayor parte de la ceremonia.
Los invitados –entre los que finalmente no figuraron los compañeros de trabajo de Lydia– fueron convocados a la una del mediodía. Charly, nervioso, esperaba de pie a la sombra del altar. Lydia hizo su aparición desde una pequeña casita, y quedó desvelada la primera sorpresa del día: el vestido de novia.

¡No te pierdas la noticia al completo esta semana en la revista Lecturas!

Noticias relacionadas

Loading...