Todo sobre la sesión de fotos de 'El Abrazo Infiel'

La inspiración fue Marilyn Monroe, Olvido tenía fiebre, se sentía cómoda semidesnuda...

Olvido Hormigos

Más Sobre...

Libros de famosos Fotógrafos

16 de junio de 2015, 17:44

Una foto de Marilyn Monroe fue la clave. La mujer más sexy de todos los tiempos servía de inspiración a Alfredo Garofano, el fotógrafo artífice de la portada de ‘El Abrazo Infiel’, para hallar el camino por el que debía moverse toda la sesión con Olvido Hormigos como protagonista. Iba a ser su ‘shooting’ más sensual.

Alfredo sabía perfectamente qué quería capturar de Olvido, una mujer con la que ya había trabajado en dos ocasiones anteriores y sabía todo lo que podía dar. Quería sacar de ella su sensualidad, el misterio y la fuerza. Por eso, entre otras de las inspiraciones que se tomaron para las imágenes, no podía faltar la provocación de la 'Ambición Rubia'. En concreto, la fotografía en blanco y negro que Steven Meisel tomó de Madonna en los 90. Con las ideas claras, el equipo ya podía empezar a trabajar. Un equipo, que, según nos cuenta Alfredo, ha sido imprescindible para que las fotos tengan tan buena factura. El resultado no habría sido el mismo si no se hubiera contado con José Jiménez como ayudante de fotografía, con Marisa para crear ese maquillaje tan mágico que idearon para Olvido, algo rockero y tremendamente sensual, Antonio Núñez como estilista, encargado de envolver a la protagonista de la sesión con las prendas más sexies y provocativas o Miki grabando todo en vídeo para ofrecernos el mejor 'making of'. Y desplegando todo su ‘charm’, Olvido Hormigos.

La noche anterior había estado mala. Alfredo cuenta que la exconcejala había tenido fiebre y que ni aún así salió de su boca  la más mínima queja. Asegura que para todo el equipo, ese del que está tan orgulloso, ha sido facilísimo trabajar con ella. “Olvido es un descubrimiento”, asegura. Ella consigue hacer fácil el trabajo, se conoce lo suficientemente bien como para ofrecer su mejor perfil y la mirada más certera, para que todo sea ágil y rápido. Así, en cuestión de 6 horas tenían la sesión lista. Después de dos sesiones anteriores, todos funcionaban como los engranajes de un reloj.

Y con un uno proponiendo una cosa, Olvido enamorando a la cámara y todos poniendo de su parte, llegó el disparo que se convirtió en la foto que estaría destinada a ser la cubierta de la primera novela erótica de la de Los Yébenes. Un dedo en el labio que simboliza todo, Olvido mandando callar al sus detractores y a las mentes retrógradas y machistas, y la señal de silencio que nos indica que estamos a punto de adentrarnos en muchas de las fantasías sexuales que ella ha plasmado en su novela. Toda una declaración de intenciones.

A pesar de que una sesión semidesnuda podría amedrentar a cualquiera, Hormigos se sintió de lo más cómoda rodeada de este equipo, ya casi de amigos. Ellos conocieron su casa, les presentó a su marido y a su preciosa hija, así que posar algo más ‘natural’ para ella tampoco supuso ningún problema.

Cuenta Garofano que la foto de portada tiene truco, y no precisamente de Photoshop, ya que esta exconcursante de ‘GHVIP’ es tal cual la vemos, y no necesita el más mínimo retoque. Para que él pudiera tener un buen tiro de cámara y lograr un plano perfecto del rostro de Olvido, en lugar de que esta se tumbara en la cama, ‘hicieron una cama’ en el suelo. Sábanas cojines… todo lo necesario para dar la sensación de que Hormigos nos acaba de invitar a su dormitorio. Además, el fotógrafo cuenta como anécdota que estuvo haciendo equilibrios sobre dos escaleras para lograr el mejor disparo. Suerte que estos malabarismos dieron unos frutos inmejorables.

Alfredo no podría estar más orgulloso del trabajo que han realizado todos, y solo espera que dentro de poco puedan reunirse equipo y modelo a celebrarlo. Arrancando con un brindis por ‘El Abrazo Infiel’.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...