¿síntomas contagiosos?

Tamara Gorro desvela algo insólito de su embarazo

Ezequiel, su marido, está viviendo la gestación con la misma intensidad

Tamara Gorro Ezequiel Garay
1 / 8

1 / 8

Tamara Gorro desvela algo insólito de su embarazo

2 / 8

tamara gorro. Los antojitos de Ezequiel

3 / 8

tamara gorro 1. Tres meses de embarazo

4 / 8

tamara gorro 7. 5 años de casado

5 / 8

tamara gorro 8. El deseo de Tamara

6 / 8

tamara gorro 5. Ampliarán familia

7 / 8

tamara gorro 3. Familia feliz

Más Sobre...

Televisión Madres famosas Parejas famosos Telecinco Mujeres y Hombres y Viceversa

29 de junio de 2017, 11:11

¡Pero qué barbaridad! Hay parejas que se mimetizan tanto que acaban sintiendo lo mismo. Sin ir más lejos, Tamara Gorro y Ezequiel Garay viven tan compenetrados que el segundo empieza a tener los síntomas del embarazo de la primera. Pero solo buenos. De momento, el futbolista se ahorra las nauseas, la retención de líquidos y el sueño a todas horas.

“Esto para mí es un notición” cuenta Tamara, “lo había leído, pero no me lo creía mucho. Es verdad, ¡los maridos también tienen antojos!”. Gorro asegura que su chico bebe los vientos por los granizados de limón, desde que vio a sus sobrinas disfrutar de unos. “¡¡Se los come de dos en dos!! Y ‘al niño’ no le valen los de cualquier cafetería que encuentras, no, no, no ¡tienen que ser los de un súper! Le digo a Ezequiel ‘¡tienes antojo! ¡te lo digo yo!'”.

Relacionado con esta noticia

Como cada semana, la extronista ha subido a YouTube los avances y novedades de su embarazo, y para ella esta ha sido la anécdota de estos días que han pasado en Ibiza: la obsesión repentina de su marido por este refrescante postre.

Por su parte, Tamara sigue vomitando, a pesar de que en el segundo trimestre las nauseas deberían haber pasado a la historia. Tener el estómago revuelto es uno de los ‘contras’ en este embarazo cargado de ‘pros’.

Gorro conocerá dentro pocos días (tiene cita con su ginecólogo el cuatro de julio) el sexo de su bebé, aunque ella está convencida que lo aquel que crece en su útero es un niño. Ya ha avanzado que, si es chico, le llamará Antonio, en honor a su amigo fallecido “porque él me lo ha mandado”, y si es niña también tiene nombre pensado, pero, de momento, no piensa revelarlo.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...