El jueves, nueva prueba de líder, nominaciones, expulsión... y la visita del novio de Chabelita

'SV 2015': Todas a por Fortu

¿Y tú qué opinas?

Supervivientes 2015

25 de mayo de 2015, 07:00

Si hay algo que estamos viendo en este reality de supervivencia es que, antes que morirse de hambre, se matarán entre ellos, metafóricamente hablando, claro. No hay día en que no surja un nuevo conflicto. Y hay que reconocer que, noqueado Nacho por un inoportuno cólico, son las chicas las que se llevan la palma a la hora de originarlos. Los conflictos, queremos decir. Solo Chabelita se libra de las broncas, más que nada porque ha optado por callar. Y calla.

Fortu está hasta arriba de Lola, pero ella le reprocha que sí le hable a Chabelita, después de decir de ella que no hace nada. Fortu pide que lo dejen en paz. Lola grita, Lucía la apoya y también grita... y el pobre Christopher que no dice ni mú, pero pone su bracito por el medio para que la cosa no llegue a mayores. Pero quizá porque Christopher es poquita cosa tampoco se atreve a intervenir, no sea que salga trasquilado.

Fortu dice que ya le ha visto el plumero a las chicas y ahora las quiere bien lejos. Pero Lola y Lucía insisten: "Claro, como nosotras no somos Pantoja" (ojo, el 'copyright' de la frase es de Suhaila). En fin, parece que la guerra chicos-chicas está en su punto más álgido.

Ver a Fortu tan enfadado no es normal. Ari, su hija -que lo defiende en plató-, dice que su padre perdió los papeles cuando Lola lo llamó "sinvergüenza" y "agresivo".

Rábago revela que Chabelita ha pedido muchas veces a Nacho y Fortu que la llevaran con ellos, a pescar, a hacer cosas... Según Rábago, Chabelita se aburría con su grupo. Afirmaciones que dejan a los asistentes a plató bien muertos.

Supervivientes 2015

Durante la gala del jueves, a Nacho le sobrevino un cólico nefrítico -muy doloroso- y tuvo que ser atendido por los servicios médicos. En la noche del domingo, Nacho dormía plácidamente. Según sus compañeros, lo que ahora tiene Nacho es 'cuentitis'. Nacho dice que no puede caminar hasta donde están sus compañeros, que se siente muy débil. Raquel explicó que, al habla con los médicos, Nacho está totalmente recuperado del cólico.

Supervivientes 2015

A Lomana le dio un bajonazo tras haber sido expulsada y enviada al palafito. "Me pasé toda la noche llorando. Luego pensé, tengo que disfrutar de esto y cambiar el chip".

Y tuvo palabras para su hermano Rafael, que también estuvo en el palafito en la edición anterior. "Aborrezco cualquier comparación con mi hermano Rafael. Él fue muy buen superviviente, pero no tengo nada que ver. Ha sido mi hermano adorado, pero con tu familia no lo has podido hacer peor. Con lo de mamá no lo has hecho bien, aunque nos hayas hecho creer que eres el bueno. La utilización que hiciste de ella fue tremenda".

Quien se está ganando un monumento es Elisa, que lleva 'desterrada' desde la primera semana y ahí sigue, aguantando a los expulsados y sus miserias, y todo con una sonrisa. La organización lo sabe y la cuida con regalitos. Si el jueves pasado le cayó del cielo una súper hamburguesa -que Noel miraba con envidia-, anoche fue una sesión de esteticien para las dos habitantes del palafito: aceite corporal, pinzas de depilar, manicura...Elisa, más feliz que una perdiz. No, si al final ganará el concurso...

Y Lomana, con tanto cuidado corporal, dijo que estaba "Happy, happy. Por fin me siento persona civilizada".

Supervivientes 2015

Los novatos habían hecho un pacto de no nominarse entre ellos, pero Christopher y Rubén nominaron a Lucía, algo que no ha gustado a las chicas, que consideran que han roto el pacto. Y se inicia la discusión típica de "tú me has dicho que el otro te ha dicho...".

Se han hecho dos grupos: los chicos y las chicas. Fortu es muy claro: "Yo no he venido aquí a discutir. Y estas chicas son conflictivas". Así que, cada uno por su lado. Suhaila, Lola y Lucía tienen muy claro que pueden sobrevivir perfectamente sin los chicos. Chabelita no sabe no contesta.

Supervivientes 2015

Raquel les comunica a los náufragos -menos a Nacho que sigue dormitando- que las nominaciones del jueves quedan anuladas y que el próximo jueves habrá nueva prueba de líder,nuevas nominaciones y una expulsión. Todos se lo toman más o menos bien y parten hacia Playa Menor, donde les espera Lara Álvarez con la prueba de recompensa. El premio: una esterilla. Parten todos los que están despiertos, menos uno: Rubén. El soldado está confinado a un corralito del que no puede salir hasta que no le se curen las manos, esas que se quemó en la prueba de líder y que no ha curado por saltarse las normas del médico. La verdad es que está gracioso el chico: tan grandote y encerrado en un corralito como si estuviera en la guardería. Ganadores de la esterilla, tras la prueba: Suhaila, Christopher, Lola y Rafi.

Y Chabelita, sin esterilla y sin decir esta boca es mía. ¿Recuperará el habla esta semana? Si con la sorpresa que le tiene preparada el programa para la próxima gala no grita de alegría (le envían a su novio, Alejandro Albalá, a la isla), entonces es que la cosa ya no tiene remedio.