Disfruta de su nueva vida en Oporto

Sara Carbonero: "Si mi hijo está bien, pocas cosas pueden desestabilizarme"

La periodista, en su momento más sereno

sara carbonero
Gtres

Conchi Álvarez de Cienfuegos

@conchiacl

Más Sobre...

Periodistas famosos Entrevistas a famosos Redes sociales famosos

20 de octubre de 2015, 13:44

Sara Carbonero tiene paz y eso se nota en cada una de sus palabras, proyectos y trabajos. Encontrar el equilibrio y la serenidad es algo que todos buscamos y que la periodista ha encontrado en su familia. La morena de ojos claros se confiesa en el número de Elle de noviembre y en él asegura que ha llegado a este estado zen, en parte, gracias a su hijo. “Si él está bien, pocas cosas pueden desestabilizarme”.

Ahora vive en Oporto, lo que la ha hecho serenarse aún más. El ritmo tranquilo de su nueva vida le está sentando de maravilla, y ahora que tiene algo más de tiempo libre porque no tiene que ir cada día a la televisión aprovecha para ponerse al día con los idiomas. Portugués e inglés, que nunca se sabe dónde puede estar el trabajo.

Hace un balance positivo de su vida en Oporto y asegura que desde que se planteó la opción de mudarse al país vecino ella lo tuvo claro. “Cuando nos pusieron en esta tesitura no dudé un segundo que me iba a ir”, cuenta a Elle. Así, y realizando una mudanza en tiempo exprés, ya está perfectamente instalada en su casa frente al Duero, donde aún quedan detalles por ultimar, pero, como dice, los hogares los hacen las personas, no las cosas. Completamente de acuerdo.

Asegura que lo desconocido la mantiene viva, alerta y con las pilas cargadas. Quizás por eso le gusta meterse en tantos proyectos, siendo el último una colección de joyería para la firma Agatha París que donará todo lo recaudado a Cruz Roja en su ayuda con los refugiados de Siria. Este tema le ha llegado especialmente. Puede que sea porque es madre y empatiza mucho más con todas las mujeres que, buscando un futuro mejor para sus hijos, han tenido que abandonar sus vidas en busca de promesas que muchas veces se convierten en trampas mortales.

A Carbonero le gusta paladear los instantes, tomarse con calma las cosas. Por eso, tal vez, no se había animado hasta ahora a compartir nada en Instagram, aunque tenía la cuenta desde hacía tiempo. Ha necesitado meditarlo bien, pensar qué iba a subir y qué detalles quería compartir, porque ella, como bien reconoce, no es una chica de ‘selfies’, “ya estoy muy vista, se sabe todo de mí”.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...