La periodista lleva seis años en Mediaset

Sara Carbonero: "Me gusta ser quien soy y cómo soy"

¿Y tú qué opinas?

Sara Carbonero
gtres

14 de enero de 2015, 16:57

No le gustaría ser más anónima, porque, confiesa a Lecturas, le gusta ser quien es y cómo es, pero sin embargo, aún le cuesta asumir los peajes de la fama como el interés que suscita ella y lo que le rodea, su chico Iker, su hijo Martín... Mediaset presentaba unos estupendos datos de sus informativos de Telecinco y Cuatro. No obstante, el foco, como suele suceder, se posaba sobre la toledana Sara Carbonero. La periodista lleva seis años en la cadena y desde el minuto uno que apareció en pantalla, esta y la audiencia se revolucionó. El 'summum' llegó con el beso del guardameta de la selección cuando la Roja se alzó con la Copa del Mundo, pero lo que sintió su corazón aquel momento televisado para todo el mundo sigue siendo un secreto. “Creo que ya lo he contado millones de veces”, argumenta y se refugia en lo que como periodista y aficionada al fútbol significó la victoria. Todo sea que en un tiempo la veamos informando de corazón o entretenimiento, sin más, que la vida da muchas vueltas… Pero Sara dice que no. Que dentro de otros seis años, si fuera por ella, le gustaría seguir donde está.

 

Tu equipo vive un momento estupendo, los datos os refrendan. ¿tú cómo te encuentras?

Yo voy a hacer ya seis años, este mes de abril, en esta casa y siempre lo he dicho: me siento muy cómoda porque desde el día en que llegué, he tenido mucha libertad. No ha habido ningún tipo de consigna, por lo que es estupendo trabajar en un sitio tan libre y claro. Estoy muy contenta. Además, he tenido la suerte de que hayamos tenido los eventos deportivos más importantes de los últimos años. Así que, ahora, esperando a que llegue el próximo y pueda salir también un poco de la redacción, que a veces apetecen esos viajes.

 

No puedo creer que no haya habido un pero…

No. La verdad es que no.

 

Venga va, un momento bueno y otro malo.

No lo sé. Malo no he tenido porque ningún momento lo es. Todos sirven para aprender, para mejorar, para trabajar más duro. No tengo ningún mal recuerdo.

 

El balance es entonces…

Muy positivo. Empecé con la Copa Confederaciones y ya fue una experiencia increíble, que me sirvió para muchísimo. Ahora, seis años después, tengo la seguridad que te da llevar seis años en la casa, llevarme genial con los compañeros, tener amigos no sólo compañeros.

 

¿Te ha costado llegar a donde estás?

Como a todos. Me ha costado trabajo. Las cosas no se consiguen porque sí. Me ha costado también algún disgusto, estar más fuera de casa de lo que me gustaría. Pero tengo muchísima suerte de trabajar y no me puedo quejar.

 

¿Te encuentras más segura de ti misma?

En la tele, seguros seguros nunca estamos. Los que hacemos directo nunca sabemos lo que va a pasar. Tengo seguridad porque estoy mejor que cuando empecé. Eso es lógico. Pero estar segura al cien por cien es imposible. Siempre tienes incertidumbre por lo que vaya a pasar.

 

Ser tan popular a veces te ha convertido en una diana para las críticas.

No estoy pendiente de las críticas, pero ajena tampoco. Las críticas si son constructivas son buenas. No creo que tenga más críticas por ser popular, no lo siento así. En la tele todos estamos expuestos a muchísimas críticas y tengo compañeros que lo  han pasado mal porque la gente tiene poca paciencia cuando está al otro lado de la televisión.

 

Decías que te apetecía salir más, hacer más reporterismo…

Bueno, ahora tengo un buen motivo en casa para me que apetezca moverme menos, pero si eres periodista de corazón te gusta estar donde está la noticia y en el deporte eso pasa por acudir a los mundiales, a las citas importantes, a los partidos decisivos.

 

¿No te gustaría cambiar de género periodístico?

Ahora mismo no, me gusta mucho el deporte, me gusta mucho escribir y mato el gusanillo con el blog. Pero es que estoy muy bien, muy cómoda. El informativo es un formato que me gusta, tiene ese punto de seriedad que me encanta.

 

Entonces, ¿te ves otros seis años donde estás?

Sí, me veo dentro de seis años donde estoy porque estoy tan bien, tengo tantas cosas buenas, nunca nos aburrimos. Y el deporte es apasionante. No siento la necesidad de hacer otra cosa.

 

¿Entretenimiento?

No lo sé. Es que no lo he probado todavía. Y sí, me gustan programas informativos que lo mezclan como 'Ana Rosa' o 'Un tiempo nuevo', pero no para hacerlo ahora mismo. Ni de broma.

 

Me ha llamado la atención que cuando te pregunté por el momento bueno y el malo no recordaras aquella celebración de la victoria del mundial…

Es que de eso han pasado cinco años ya, ¿eh? Estoy cansada de contarlo, porque lo he contado mil veces. Pues fue un momento histórico para todos los españoles. Fue histórico, no solo como periodista, sino como aficionada al fútbol, por el sentimiento de unión porque llegaba en un momento en el que faltaban alegrías. Recuerdo que varios compañeros me decían: "Ha sido llegar y ¡toma!", pero no te creas que esto es así siempre… Me siento muy afortunada por haber vivido aquella experiencia tan pronto.

 

Siempre te incomodan las preguntas más personales. ¿Te gustaría ser más anónima?

¿Anónima?

 

Sí, porque de todos los compañeros que te rodean en una cita como esta, todos vamos a por ti porque interesas. ¿Te gustaría interesar menos?

Es verdad que en este tipo de eventos, a lo mejor me gustaría que la atención recayera en todos, pero no pasa nada, porque yo, cuando voy a eventos, también sé a quién me apetece entrevistar y no hay problema si hablamos de tele… Y no, no me gustaría ser más anónima porque me gusta ser quien soy y me gusta ser cómo soy. Las cosas pasan por algo y todas tienen su camino. Y no, no cambiaría nada.

 

¿Sobre las últimas declaraciones de Iker?

De mi chico no voy a hablar.

 

¿Y de Iker como portero y las dificultades de que un portero gane el Balón de Oro?

Iker lo tiene muy difícil como cualquier portero para ganar un Balón de Oro porque se ha comprobado que eso no pasa, Iker ha ganado un Mundial y ni aún así. Yo siempre he dicho que debería haber dos premios porque el Balón está enfocado al delantero, al que marca goles y ahí, el portero tiene poco que hacer.

 

Cuéntame algo de tus navidades.

Bien. En familia y disfrutando mucho.