Tras los pasos de la familia real y sus locales favoritos

Ruta 'real' por los lugares de ocio en Mallorca

¿Y tú qué opinas?

Flanigan
internet

7 de agosto de 2014, 11:28

Felipe VI y Letizia ya han empezado sus primeras vacaciones en Mallorca como reyes. Después de haber asistido a los actos de conmemoración del centenario de la Primera Guerra Mundial en Bélgica el lunes por la mañana, por la tarde el rey ya aterrizaba en la base aérea de Son Joan. Lo pudimos ver a la entrada del palacio Marivent, conduciendo su propio coche. A su lado, Jaime Alfonsín, el jefe de la Casa Real. Doña Letizia llegaba poco después con sus hijas también al mando del volante de su vehículo.

Esta llegada al lugar de veraneo por excelencia de la Casa Real desde hace más de cuatro décadas, tan diferente a las de antaño, hace sospechar que igual los recién estrenados monarcas no seguirán las mismas costumbres que Juan Carlos y Sofía, ni se moverán por los mismos sitios.

El gremio de hoteleros sospecha que la reina, por su origen asturiano, frecuentará zonas poco cálidas y visitará, de incógnito, lugares diferentes con sus hijas. No creen que les podamos ver en los mismos restaurantes que se vanaglorian de las visitas reales decorando sus paredes con fotografías, pero por si acaso, repasamos algunos de los locales preferidos de los miembros de la Casa Real por si decides dejarte caer por allí para ver cómo se comportan en las distancias cortas.

El restaurante de los desayunos y almuerzos familiares por excelencia es Flanigan (en la imagen superior), ubicado en Puerto Portals. El Pi, en Puerto Pollensa, también es de los que en su carta de presentación citan a la realeza como clientes asiduos, así como Casa Fernando, a las afueras de Palma. En Casa Manolo (en la imagen inferior), en Ses Salines, puede que os pongan algunas pegas: por allí pasaron hace algunos años los reyes cuando todavía eran simplemente Felipe y Letizia y su dueño no permite que nadie más se siente en la misma mesa. Eso sí, quizás encuentres una de incógnito desde la que observar a los miembros reales.

Cuando sientas la llamada del dulce, puedes acudir a dos sitios: uno es Can Joan de s’Aigo, uno de los establecimientos especializados en ensaimadas más famosos de la isla. El otro, Can Miquel (en la imagen lateral). Es aquí donde a veces hemos podido ver a Don Felipe y a Doña Letizia comiéndose un helado con sus hijas. Sobre todo, busca sitios económicos, que son sus preferidos: así nos lo demuestran cada vez que hacen una escapadita para cenar o tomar una copa en las noches madrileñas.

Aunque tienen una agenda muy ajustada (se prevé que solo pasen 10 días en la isla), es posible que veamos a los miembros de la realeza más de una vez en el Real Club Náutico. Allí se celebra estos días la edición número 33 de la Copa del Rey de Vela, la principal regata del Mediterráneo. El rey Felipe entregará los trofeos en la última jornada de competición, el sábado 9, pero también se habla de que participará en el evento si su agenda se lo permite.

Si eres de los que prefieren aguardar estoicamente al sol a la salida de los edificios en los que se celebran los actos oficiales de la Monarquía, no te vas a quedar con las ganas. Don Felipe y Doña Letizia convertirán la cena anual con las autoridades baleares en el Palacio de la Almudaina en un cóctel. Están invitadas más de 200 personalidades del mundo de la política, la empresa y la cultura, así que puede que de paso te codees con un montón de famosos. Algo más aburrido puede ser esperar a que aparezca Mariano Rajoy en el Palacio Marivent para el tradicional despacho con el Rey.

Más Sobre...