Le preguntamos al actor sobre su vida en Cuba, su trabajo en 'El Príncipe' y sobre lo que quería ser de pequeño

Rubén Cortada, imagen de Loewe Sport

¿Y tú qué opinas?

Ruben cortada imagen Loewe Sport
Pedro Pernia

18 de marzo de 2014, 20:32

Rubén Cortada, el actor de moda, se coniverte en el rostro e imagen de Loewe Sport.

Recién llegado de Cuba. Con el rostro bronceado por el sol del Caribe, el pelo un poco más largo, barba de tres días y la camisa ligeramente desabrochada. Rubén Cortada es el sex symbol masculino de la tele. Los planos de sus ojos verdes en ‘El Príncipe’ derriten la serie y la legión de fans con tan sólo dos trabajos para la pequeña pantalla se cuentan por miles. Su aparición en ‘El tiempo entre costuras’ encendió las redes sociales y cada martes en ‘El Príncipe’, con un papel tan agradecido como ser el hermano “malote” de Hiba Abouk, no hace más que incrementar su atractivo. Sin embargo, el actor que dejó las pasarelas por dedicarse única y exclusivamente a la interpretación, no se resigna a ser tan sólo un guapo más, dice permanecer “inmune” a los piropos, porque ser guapo es algo circunstancial, “un morbo más”, apunta casi con desdén. Haría de feo si se lo propusieran y si así lo exige el guión. Por de pronto, no lo necesita. Es la nueva imagen de Loewe Sport.

¿Recién llegado de Cuba?

Sí, hace tres horas nada más.

¿Cansado?

¿De qué?

No sé, ¿de ser tan guapo?

(risas) No.

¿Te molesta que te lo digan?

No me afecta. Soy inmune a eso. A lo que se diga de mí.

Pero eso no es malo

Es un morbo más. Eso se dice de gente que no está preparada. Yo estoy preparado. Pero bueno, que la gente dice lo que le da la gana. Pero tú no me digas eso.

¿Crees que es una crítica entonces?

A los actores buenos les afecta obviamente. Pero como toda crítica la acojo porque me gusta mejorar.

Rubén, las críticas contigo son buenas…

Sí, lo son.

¿Lees lo que dicen de ti?

No he leído nada.

¿No buscas en Google tu nombre?

Sí, lo he googleado, pero no leo lo que escriben sobre mí. Bueno, sólo busco los medios que me interesan.

Entonces, consideras que ser guapo es un handicap para tu carrera, que tienes que hacer como en Hollywood, un papel de alguien con una minusvalía o muy feo para que crean en ti como actor y te den un Oscar

Es una cuestión de trabajo. Que lo uno supera a lo otro. Yo lo agradezco, me abrió puertas, no tengo por qué negarlo, pero no quiero quedarme solo ahí. Y claro que no tengo ningún problema es hacer de feo. Un actor tiene que estar preparado para todo. Habilitado para cualquier cosas. Para feo, para malo, para lo que sea. No hay límites.

Esta campaña, muy años 20 te ha elegido a ti como hombre deportista, como boxeador que fuiste en Cuba, ¿no? ¿El ring te enseñó a ser luchador?

Sí. Soy muy luchador. Desde los 15 años estuve federado. Y también en tenis. Era el único de mi cole. .

Acabadas de volver de Cuba, ¿ya has contado tu éxito allí?

No cuento nada. Pero bueno, mi madre lo disfruta mucho. Aún así no es consciente todavía del alcance.

¿Puedes salir y entrar con normalidad?

Sí, tengo doble nacionalidad.

¿Y tú familia?

También puede venir, pero están bien allí.

¿Estos días descansado en tu tierra te ha dado tiempo para calibrar y digerir el alcance de tu popularidad?

He pensado sí, pero en seguir preparándome. En subir de nivel. Pienso en mi carrera como en una escalera, en que debo ir alcanzando niveles, peldaños y en no defraudar a la gente que apuesta por mi y que da la cara por mí y que tengo que estar a la altura.

¿Quién o cómo se te despertó el gusanillo de la interpretación?

Fue mi profesora de literatura, cuando tenía 17 años, iba para ingeniero y terminé siendo actor.

¿Ingeniero?

Sí. De robótica. Lo mío eran las matemáticas y la física.

Hablando de físico, lo de salir con el torso al descubierto...

Forma parte de los personajes. ¿Tú no te desnudas en casa también? Pues los personajes lo hace como tú y los actores intentamos ser lo más reales posible. Si forma parte de la vida del personaje, se hace.

¿Tengo que entender que tú y tu personaje sois totalmente distintos, que no os parecéis en nada, que es todo guión?

Nos parecemos en el instinto de protección de la familia. La cuido mucho.

¿Con las chicas también?

Pero no hablo de de eso.

No hay novia, ni hijo ni nada en Cuba que te espere

Ni hijo ni nada (risas)

¿Qué te enamora de una mujer?

Que huelan bien.

¿Y a qué te gusta que huelan?

Las mujeres ya huelen bien sin nada.