Eva González y Michelle Jenner, entre los premiados

Raquel Sánchez Silva, la sorpresa de los Ondas

¿Y tú qué opinas?

21 de noviembre de 2013, 15:30

El Gran Teatre del Liceu de Barcelona acogía ayer la edición número 60 de los Premios Ondas.

Y los protagonistas de una gala como esa podrían son indiscutíblemente los premiados, la sorpresa de la noche fue ver subir al escenario a Raquel Sánchez Silva para entregar un premio, el especial otorgado por votación popular al mejor comunicador, que recayó en Iñaki Gabilondo. Feliz y sonriente, pendiente de su próximo regreso a televisión con el concurso 'Deja sitio para el postre', la presentadora parece haber superado la terrible pérdida de su marido, Mario Biondo, la pasada primavera. Fue, cómo no, una velada llena de rostros conocidos. Entre los galardonados, Eva González, por 'Masterchef', Michelle Jenner por su trabajo en 'Isabel', María Escario (mejor presentadora), Iñaki Gabilondo (mejor comunicador), Julia Otero, Jordi Évole, Pedro Piqueras (mejor presentador), Pepe Viyuela ('Aida', mejor actor) y Gloria Estefan (música).

Eva, ¿eres una buena cocinera?

No te creas que cocino muy bien. Me se muchísima teoría, pero práctica... poca. Lo que sí tengo es buen saque.

¿Has invitado a los chefs a casa?

Todavía no, les estoy convenciendo. ¿Qué voy a cocinar yo? ¡Anda! Yo presento los platos si quieres y que cocinen ellos. Zapatero a tus zapatos. Yo pongo la cocina y la casa y ellos que pongan el menú.

Está a punto de estrenarse 'Masterchef junior'. ¿Ha sido difícil trabajar con niños?

Es difícil, pero me he divertido tanto haciéndolo... Estoy muy contenta del trabajo que hemos realizado y creo que os va a encantar.

Y niños en tu vida... ¿Solo en la tele?

¿Te parece poco que cargue con 16 niños todos los días? Esos son los buenos, mujer, que luego se van a su casa y te puedes deshacer de ellos.

Otra de las premiadas fue María Escario, que tuvo palabras de recuerdo para su amiga Concha García Campoy: "lo primero que hice cuando me dijeron que había ganado el premio fue pensar inmediatamente en ella, porque ha sido mi gran amiga y mi gran referente profesional. Tuve el honor y el orgullo de ser su amiga, de recibir su cariño y su amistad. Yo sigo llorando a casa muy a menudo. Todo lo que me pasa venga probablemente de un ángel que se llama Concha García Campoy, yo lo quiero pensar así".

Temas Relacionados