ÁLBUM: Todo sobre una de las familias más importantes del país

Quién es quién en el clan de los Bosé

¿Y tú qué opinas?

10 de noviembre de 2014, 13:11

Por EL HOMBRE CONFUSO

La semana pasada, Jorge Javier, 'el blogger' oficial de Lecturas, dedicaba una de sus entrada en el diario para hablar de Miguel Bosé. En ella, el presentador se lamentaba del poco interés que despierta el cantante. “Personalmente me ha defraudado”, afirmaba. “Miguel Bosé ha conseguido por fin lo que lleva tantos años intentando: no provocar ningún tipo de interés”. Así que, raudos y veloces, hemos pensado: ¿y si hablamos de los Bosé? Se trata de una de las familias artísticas más importantes del país, íntimos de Pablo Picasso, herederos de una de las grandes sagas de toreros y personajes de la crónica social, en algunas ocasiones muy a su pesar. Pero, ¿quiénes son los Bosé? ¿De verdad conocemos a todos los integrantes de tan ilustre clan? ¿Nos gustan tanto como parece? ¿Cuál es nuestro favorito? Todo esto y más a continuación. Lean, lean.

¿Quiénes son los Bosé?

Si hablásemos del matrimonio entre Luis Miguel González Lucas y Lucia Borloni nadie sabría a qué nos estamos refiriendo, pero si, en su lugar, nos decantamos por los nombres artísticos que ambos adoptaron, la cosa cambia radicalmente. La boda entre Luis Miguel Dominguín y Lucía Bosé marcó el punto de inicio de una de las sagas más fructíferas del show business español. Él, un aclamado torero, hijo de torero y hermano de toreros. Ella, una actriz italiana, musa de algunos de los más grandes directores y Miss Italia, por si le faltaba algo. Se conocieron en una fiesta en la embajada de Cuba y se enamoraron. O más bien, se encapricharon, ya que su matrimonio nunca llegó a funcionar -la familia del torero no terminó de aceptar a la actriz y ella tampoco acabó de integrarse-. Juntos tuvieron tres hijos y crearon la leyenda, curiosamente, de los Bosé, no de los Dominguín. Y es que, como para llevarle la contraria a la matriarca...

¿Por qué son famosos?

Los descendientes del matrimonio Dominguín-Bosé estaban llamados a la fama desde su nacimiento. Educados en el más selecto de los ambiente culturales, Miguel, Lucía y Paola se criaron entre pintores, poetas, actores y algún que otro torero, y claro, absorbieron todo lo que tenían a su alrededor. Miguel y Paola decidieron seguir los pasos de su madre, combinando la música, el cine y la moda, mientras que Lucía decidió mantener un perfil más alejado de las cámaras y los flashes. En 1967, tras la separación del torero y la actriz, los tres hijos tomaron partido por su madre, manteniendo una relación prácticamente inexistente con su padre, que terminó suavizándose con el tiempo -los allegados del torero siempre afirmaron que tenía auténtica devoción por sus hijos-. A partir de ese momento, los Bosé se convirtieron, muy a su pesar, en estrellas de la crónica social. El resto, es historia.

¿Qué miembros componen el clan?

El clan de los Bosé, como buena saga de toreros, también está emparentado con el de los Ordóñez -Dominguín era tío de la primera mujer de Antonio Ordóñez-, pero no se preocupen, que no vamos a estirar el árbol genealógico hasta llegar a Fran y Cayetano Rivera. Aquí hemos venido a hablar de los Bosé y con esas nos quedamos:

Lucía Bosé, la matriarca. La italiana fue una modelo atípica, una actriz atípica, una madre atípica y, claro, una abuela atípica. Ya no sólo por las excentricidades que le llevan acompañando durante las últimas décadas -¿conocen a alguien más con el pelo azul?-, sino por el carácter liberal e independiente que ha marcado su vida. Lucía fue una madre complicada y dejó que sus hijos se valieran por ellos mismos. Y no ha tenido ningún reparo para acudir a los platós de televisión a opinar sobre sus vidas. Aunque, ¿quién se atreve a llevar la contraria a una musa del cine italiano?

Miguel Bosé, la estrella de la familia. La vida de Miguel Bosé ha estado siempre sometida a un escrutinio público. Desde sus primeros pasos en la canción siendo un adolescente, hasta la presentación de su último disco, pasando por su vida amorosa, la relación con sus hermanas y su múltiple paternidad -el cantante tiene cuatro hijos, dos de los cuales mantuvo en secreto durante una buena temporada-. No obstante, pese a haber sido un personaje público desde la infancia, la relación del cantante con la prensa es complicada. Vamos, si les invita a una fiesta de Halloween, ni se les ocurra acudir disfrazados de paparazzis. No les dejará entrar.

Lucía Dominguín, la desconocida. La hija mediana de Lucía Bosé y Luis Miguel Dominguín ha preferido vivir alejada de las cámaras. Lucía Dominguín fundó el hotel Rocamador, junto a su segundo marido -el primero fue Alessandro Salvatore, padre de sus dos hijos, Bimba y Olfo-, el actor Carlos Tristancho, pero ni el matrimonio ni la empresa consiguieron sobrevivir al paso del tiempo. Tras el divorcio, la empresaria tuvo que cerrar el hotel debido a la crisis y afrontar, de la mejor manera posible, la ruina económica en que se halla inmersa.

Paola Dominguín, la modelo. La pequeña de los Bosé empezó en la moda, para luego pasar el cine, al teatro y, finalmente, al diseño. Como su madre, Paola Dominguín es un espíritu libre, y pese a ser musa de diseñadores como Francis Montesinos, nunca se vio dedicándose a la moda. Lo mismo le pasó con el cine y el teatro, no era lo suyo. Así que pasados los 40 se puso a diseñar complementos y artículos del hogar -teniendo en cuenta que su padrino fue Picasso, tampoco es tan extraño-. Ha tenido dos hijos, uno con el actor José Coronado, y otra con el compositor Manuel Villalta, y ha tratado de permanecer lo más alejada posible de las trifulcas de su familia.

Bimba Bosé, la reinvención de los Bosé. Cuando pensábamos que la saga de los Bosé terminaría con la segunda generación, apareció una tercera y les ganó terreno a todos. Bimba Bosé -nombre artístico de Eleonora Salvatore González, 'bimba' es 'bebé' en italiano- es casi una mujer renacentista. Canta, desfila, pincha, posa y todo lo hace bien. La musa de David Delfín -y confundadora de la marca- ha desfilado para los diseñadores más importantes, ha posado para las mejores publicaciones y ha recorrido el mundo con su grupo, The Cabriolets. Y, además, se ha convertido en todo un ejemplo para las mujeres tras haber vencido un cáncer de mama.

Olfo Bosé, el vividor. Hermano de Bimba e hijo de Lucía, Olfo Bosé ha querido hacerse un hueco también en el show business, aunque no en la forma que hubiese gustado a su familia. Saltó a la primera línea de la popularidad gracias a su participación en el reality 'Supervivientes,' y desde entonces, se ha visto envuelto en polémicas sin parar. Rupturas matrimoniales, despidos laborales, dificultades económicas, cualquier excusa ha sido buena para contar sus penas -y las de su familia- en televisión. Claro, su tío Miguel no le habla y su abuela tampoco es que le tenga en mucha estima.

Nicolás Coronado, el guapo del clan. El hijo del actor José Coronado y la modelo Paola Dominguín ha heredado lo mejor de ambos. Guapo a rabiar y talentoso, Nicolás estudió Bellas Artes y empezó su carrera como modelo, pero pronto saltó a la televisión para participar en series como 'No soy como tú' y 'Tierra de lobos'. También le hemos podido ver compartiendo campaña publicitaria con su padre. ¡Y lo que le queda por delante!

¿Cuál es nuestro favorito?

Llegados a este punto es fácil decantarse por Miguel Bosé. Es y ha sido una estrella, ha cantado algunas de las canciones más míticas de la historia musical de España y, encima, lo ha combinado con papeles en el cine, programas de televisión y casi todo lo que ha querido. Pero, claro, su carácter reservado y algo huraño de cara a la opinión pública nos hace ser cautos, así que nos decantamos por Bimba, que es todo sonrisas. La modelo no dudaba en posar en top less, mostrando la cicatriz de su mastectomía para dejar claro que la vida no se detiene por un cáncer, y sólo podemos aplaudirla. Además, su versión de 'Como yo te amo' con la música de la serie 'Twin Peaks' nos tiene conquistados ya para siempre.

Temas Relacionados