El culebrón Alba-Feliciano, un sindiós

El que quedaba por hablar: el momento de Feliciano López

Y tras defenderla, la madre de Alba dice: "Yo debería de ser anónima. La he cagado"

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 5

1 / 5

Feliciano López. El tenista se defiende

2 / 5

Madre arrepentida

3 / 5

Nieves Álvarez. ¿Amiga de Feliciano?

4 / 5

Alba Carrillo. Sus condiciones para el divorcio

Más Sobre...

Modelos Polémicas de famosos Infidelidades famosos Divorcios famosos Tenistas famosos

9 de julio de 2016, 17:50

El culebrón Alba Carrillo/Feliciano López va a ser el pasatiempo del verano. Y solo acaba de empezar, como aquel que dice, si nos fiamos de los rumores acerca de que la modelo tiene un as guardado bajo la manga. Después de las espectaculares 'rajadas' de Alba, de sus excompañeras, de los amigos del tenista, de Carolina Cerezuela, de la familia de Feliciano, y hasta de Lucía, la madre de Alba; solo quedaba el aludido, claro, Feliciano. Se ha hecho de rogar, porque no quería hablar, pero sus palabras irónicas en el aeropuerto de Madrid nos sabían a poco.

Ahora lo ha hecho para ABC, donde ha argumentado su defensa, declara que "nunca hablaré mal de mi exmujer", pero advierte que "si se dicen falsedades, saldré a desmentirlas". Esta sentencia y el límite de su paciencia están relacionados con el hecho de que le hayan acusado por, presuntamente, no dejar entrar a Alba a su casa con su madre convaleciente, mientras él daba una fiesta, y bajo amenazada de denunciarla a la policía. "Creo que hay que aclarar todo aquello que considero es muy fuerte. No voy a entrar en polémicas porque no es mi manera de actuar, pero sí quiero que quede claro que jamás he amenazado a nadie con llamar a la Policía", dice el tenista que está intentando gestionar toda la polémica "de la manera más discreta y prudente que pueda".

Feliciano ha decidido también romper su silencio por sus padres, a los que ve sufrir con la situación y a quienes también está salpicando la polémica. A pesar de todo, asegura que "no voy a hablar mal de mi exmujer públicamente ni haré ninguna historia rara" y, en actitud conciliadora y meditada "prefiero quedarme con los buenos recuerdos de mi matrimonio". Las anteriores rupturas del tenista con sus exparejas no habían acabado muy bien, como la que vivió con María José Suárez, en la que López tuvo un cruce de palabras muy duro con la modelo. ¿Es una estrategia del tenista para contrarrestar las simpatías que pueda estar generando su exmujer en el rol de mujer engañada y dolida? De momento, lo que espera Feliciano es "que todo pase", porque "lo que está ocurriendo no es del gusto de nadie. Lo único que me afecta es que mis padres sufran con todo porque no tienen culpa de nada. Eso es lo único, ya que yo estoy tranquilo y sigo con mi vida".

Esta semana, Lucía, la madre de Alba salía en defensa de su hija desde una publicación, pero en un corto lapso de tiempo, confesaba a las cámaras de 'Sálvame': "Yo debería de ser anónima. La he cagado". Aún así, Alba, ahora focalizada en su nuevo trabajo como futura copresentadora en 'Hable con ellas', le ha agradecido a su madre el gesto de salir en su defensa y le dedicaba una entrada en su Instagram, donde escribía: "Gracias mamá, por apoyarme y por estar a mi lado en todo y GRATIS, has hablado desde el corazón y sin percibir un duro porque esto es una cuestión de lágrimas y engaño y no de dinero y yo, como madre, hubiera hecho lo mismo".

¿Y por qué ha salido el nombre de Nieves Alvárez en todo este embrollo? Entre los nombres que han salido relacionados con la ajetreada vida amorosa de Feliciano figura el de la exmujer del fotógrafo Marco Severini, quien algunos medios han señalado una amistad entre ellos. En declaraciones a Vanitatis, Alba ha declarado tajante: "Dicen ahora que son amigos, pero yo no he visto esta amistad en mis cuatro años de relación con Feli. Ni ha cenado en mi casa, ni ha venido a mi boda. Así que amigos...".

Carrillo podría estar guardándose un as bajo la manga con información muy comprometida sobre su exmarido y las chicas con las que le habría sido infiel. Por eso motivo, ha decidido negociar su divorcio a la alza, pidiendo una gran suma de dinero, en concepto del daño y el sufrimiento que le ha causado el engaño, y la casa conyugal, a pesar de que está construida sobre un terreno propiedad del tenista y de que se casaron en separación de bienes.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...