Tamara Falcó habla para los universitarios

"Pude cenar con Clooney pero tampoco sentía paz"

¿Y tú qué opinas?

Tamara Falcó en la universidad
Gtres

17 de enero de 2014, 10:44

Tamara Falcó encontró la Fundación San Pablo CEU un lugar excelente para hablar de su fe y de su conversión. La hija de Isabel Preysler fue invitada para dar una charla a los jóvenes universitarios y allí, ante un público joven como ella, habló de cómo se acercó de nuevo a Dios.

"Me tuve que ir al campo con mi padre porque se acababa de separar por tercera vez después de 17 años. En La Casa del Libro encontré una Biblia que se llamaba ''Biblia didáctica', con el dibujo de una palmera. Como mi nombre en hebreo quiere decir palmera, decidí comprarla". Según Tamara, con la lectura de la Biblia llegó a una conclusión: "he sufrido mucho con la separación de mi familia y si hubiéramos seguido esas normas en casa nunca ninguno me habría hecho daño, ni yo a nadie".

"Me enamoré de Jesús y sentí la paz"

Tras esa toma de contacto, su fe regresó poco a poco. Se confesó por primera vez en 14 años y empezó a ir a misa diariamente porque eso la hacía sentir mejor. "Yo tenía repleto el tema material, pero tenía un vacío interior. Me podía comprar muchos zapatos, salir de la tienda con quince pares, y llegaba a casa y, de repente, sentía un bajón", recordó. "Pensaba que en la siguiente fiesta llegaría un chico guapísimo, pero tampoco. Tuve la oportunidad de cenar con George Clooney, considerado como uno de los hombres más guapos, que hace una labor social increíble, pero tampoco sentía paz", aseguró Tamara.

Su estancia en el Festival Internacional de Jóvenes de Medjugorge, en Bosnia Herzegovina, cambió su vida. "Me enamoré de Jesús y sentí la paz", confesó Tamara, que, mirando a los jóvenes, les advirtió: "Antes de amar a otra persona hay que amar a Dios".