"Me está taladrando psicológicamente"

Primera discusión en 'Supervivientes 2017’

Las tensiones entre concursantes no han hecho más que aflorar a su llegada a Honduras

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 6
"Ella es un lastre"

1 / 6"Ella es un lastre"

Alba está convencida que si no estuviera su madre en el concurso sería una experiencia mucho mejor para ella. "Es un lastre. Llevamos solo tres días aquí y ya me está taladrando psicológicamente", se desahogaba ante las cámaras del programa que ya han empezado a documentar todo lo que les pasa a los concursantes.

Más que un apoyo, Lucía es una losa

2 / 6Más que un apoyo, Lucía es una losa

"Yo tengo mucha más fuerza sola. Ella es un lastre, y lo siento en el alma", continuaba opinando Alba. Lucía considera que su hija está "sobredimensionando" la pelea. Esta actitud de su madre, saca aún más de sus casillas a la modelo.

Pelea delante de sus compañeros

3 / 6Pelea delante de sus compañeros

"No sigas. Has cometido tú el error. Deja de ser tan radical (...) Si has venido aquí a tocarme las narices, ¡hemos dicho que no me ibas a hablar!", continuaba enfadada Alba, sin el menor pudor de llevar la discusión delante de sus compañeros. Atentos a la cara de la Melli que no sabe dónde meterse...

Jorge revela un bombazo

4 / 6Jorge revela un bombazo

El presentador, tras acabar el vídeo con las imágenes de la pelea entre madre e hija, leyó una información que le llegaba de Honduras. Los redactores han captado a Lucía asegurando que nunca ha estado enamorada de su marido, el padre de Alba

Antes de marcharse

5 / 6Antes de marcharse

Cuando todo eran sonrisas y ayudarse, ahora la visión de la modelo es distinta: "Este va a ser mi concurso, mi madre metiéndose en todo lo que yo haga". La guerra acaba de empezar, y eso que no han llegado a los cayos... ¿conseguirá la falta de comida mermar su energía para discutir o las crispará aún más?

Más Sobre...
Televisión Supervivientes

20 de abril de 2017, 10:19

Dicen que donde hay confianza da asco, quizás por eso esta edición de ‘Supervivientes’ se las prevé una de las más conflictivas, pues van 3 parejas que ya se conocen de fuera y que tienen fuertes lazos que las unen. Como Alba Carrillo y Lucía Pariente, hija y madre, que han empezado a discutir nada más poner un pie en Honduras.

Relacionado con esta noticia

La primera trifulca entre concursantes se produce entre personas de la misma sangre. Las dos rubias, que son vehementes y con un fuerte carácter, están con los nervios a flor de piel. En la discusión los cuchillos (figurados) han volado de una a otra, en una competición sin premio por ver quién decía el ataque más hiriente.

Que Lucía decía que nunca ha estado enamorada del padre de Alba, su hija contestaba asegurando que su progenitora la estaba “taladrando psicológicamente”. “¡Hemos dicho que no me ibas a hablar!”, espetaba Carrillo a su madre, ante la mirada de sus compañeros, que deben haber comprendido que la prueba más dura que tendrá que soportar en el concurso no es el hambre o la vida a la intemperie, sino separar a estas dos mujeres que a la mínima se enzarzan.

Alba está convencida que la persona que le dio la vida ha viajado hasta Latinoamerica con el único objetivo de “tocarle las narices”. Lucía, por su parte, no es de las que se achantan a la mínima de cambio, y no dio un paso atrás en toda la pelea. Más bien todo lo contrario, a cada ataque de su hija, ella se reafirmaba más en su actitud.

Hoy empieza realmente el concurso, pero, para algunas, la supervivencia psicológica no ha hecho más que comenzar.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...