Isabel Preysler, testigo de excepción

El pintoresco e indescriptible cumpleaños de Mario Vargas Llosa

Lo celebró en la picantería La Nueva Palomino, de Arequipa, ciudad natal del escritor

Isabel Preysler Mario Vargas Llosa
1 / 8

1 / 8

Por las calles de Arequipa

2 / 8

Mario e Isabel llegan a la picantería

3 / 8

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler, junto a Mónica Huertas, la 'chef'

4 / 8

Mario enseña a Isabel qué es cada plato

5 / 8

Isabel se sirve en el bufet

6 / 8

¡Cumpleaños feliz!

7 / 8

Mario Vargas Llosa soplando las velas

Más Sobre...

Cumpleaños famosos Parejas famosos

29 de marzo de 2017, 19:42

El premio nobel Mario Vargas Llosa ha viajado a Perú para hacer una importante donación de 7.000 libros a la Biblioteca del Gobierno Regional de Arequipa, ciudad natal del escritor, y para celebrar en su tierra su 81 cumpleaños. En este viaje le ha acompañado Isabel Preysler, su pareja desde hace dos años, y la persona por la cual Mario Vargas Llosa rompió su matrimonio de 50 años con Patricia Llosa. Este es el primer viaje que Isabel realiza a Perú, donde por cierto se la conoce como 'la mamá de Enrique Iglesias', y todo están siendo experiencias nuevas para ella.

Tras pasar por Lima, la pareja se desplazó a la 'ciudad blanca', Arequipa, donde Mario decidió celebrar su 81 cumpleaños en uno de los locales más típicos y pintorescos de la ciudad, la picantería La Nueva Palomino, donde se come lo mejor y más tradicional de la cocina arequipeña por unos precio medio de 60 nuevos soles por persona, equivalente a unos 20 euros. Mario se sintió muy feliz de poder celebrarlo en su país y en un ambiente tan pintoresco, a diferencia de su 80 cumpleaños celebrado en el hotel Villamagna de Madrid, con 400 invitados y la presencia de seis ex jefes de estado.

Para empezar, disfrutaron de una bebida muy típica, elaborada por maíz negro, llamada chicha de guiñapo. Mario comió rocoto relleno (fruto picante relleno de carne y verduras), ají de calabaza y de postre, soltero de queso, mientras que Isabel comió torrejitas (especie de croquetas de verduras), almendrado de pato y, para cerrar, los típicos picarones (parecidos a los buñuelos). No sabemos si la cocina peruana, la más prestigiosa del continente americano, está siendo del agrado de Isabel, cuya dieta no es totalmente vegetaria pero casi.

Isabel, de la mano de Mario, se está impregnando estos días de la milenaria cultura peruana. Pronto viajarán a Cuzco y Macchu Picchu, los principales destinos turísticos de Perú.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...