con convulsiones

Pilar Rubio, entre el ahogamiento y la superación personal

Pablo Motos le puso su reto más complicado: superar los 2 minutos aguantando las respiración bajo el agua

Pilar Rubio
1 / 8

1 / 8

Captura de pantalla 2016-09-23 a la(s) 10.41.20. El nuevo reto

2 / 8

Captura de pantalla 2016-09-23 a la(s) 10.42.16. Su técnica

3 / 8

Captura de pantalla 2016-09-23 a la(s) 10.43.07. ¡Logra su reto!

4 / 8

Captura de pantalla 2016-09-23 a la(s) 10.43.20. Su primera cara

5 / 8

Captura de pantalla 2016-09-23 a la(s) 10.44.01. Vitoriosa

6 / 8

Captura de pantalla 2016-09-23 a la(s) 11.39.47. Así contó su logro en las redes

7 / 8

Captura de pantalla 2016-09-23 a la(s) 11.40.05. Pero, al principio, estaba aterrorizada

Más Sobre...

El Hormiguero

23 de septiembre de 2016, 11:18

Especialmente este mensaje va dirigido a los aspirantes a 'Supervivientes' de las futuras ediciones: rezad para que no concurse Pilar Rubio. Superar la prueba de apnea no solo es una de las más complicadas del concurso de supervivencia, sino que, además, resulta peligrosa. Ayer, en ‘El Hormiguero’, Pilar Rubio arriesgó su vida tratando se superar su propia marca de aguantar la respiración bajo el agua, los dos minutos.

Relacionado con esta noticia

Rubio, en su sección para el programa de Pablo Motos, ha hecho prácticamente de todo, desde inofensivas figuras de animales con globos, hasta provocarse el llanto como hacen los grandes del cine. Las pruebas de apnea son de las más arriesgadas de las que ha tomado partido. Y sí, hablamos en plural porque ha hecho dos, en la primera alcanzó los dos minutos trece segundos bajo el agua, y en esta segunda ha roto su marca, cumpliendo los dos minutos y medio.

“Al minuto y medio creía que me moría. No podía más. He empezado a convulsionar, pero gracias a Pablo, con la tranquilidad que me transmite, lo he logrado”, estas eran las primeras palabras de la colaboradora aún en la piscina, tras recuperar el aliento. Pilar se abrazaba a su jefe, y le agradecía el temple, lo que más de uno desde su casa interpretó como una auténtica demostración del síndrome de Estocolmo… ¡pero si casi se queda en el sitio! Flotando en la piscina como el cadáver que narra toda la historia de ‘El crepúsculo de los Dioses’.

Rubio le echa valor al trabajo y no se amilana ante las ocurrencias de su jefe, que cada semana le propone retos más y más salvajes. Nosotros, al igual que ella solo le pedimos que sea benevolente la próxima semana, ¿qué tal un reto de ser lamida durante 5 minutos por unos pequeños gatitos? Dejaría mucho más tranquilos a los fans de la joven.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...