¡Menudo susto!

Paz Padilla sobre el robo en su casa: "Escuché disparos en el jardín".

La presentadora ha contado que hace algún tiempo unos ladrones intentaron entrar a robar en su casa. Disparos, policía y su hija escondida en la chimenea. Esto es lo que sucedió.

Paz Padilla
Paz Padilla

Más Sobre...

Robos famosos

3 de marzo de 2017, 17:20

Lo que vais a leer a continuación podría ser el argumento de cualquier 'thriller' o película de sobremesa. Pero no, es realidad y le sucedió a Paz Padilla. La presentadora le ha confesado a su compañero Omar Suárez uno de los episodios más terroríficos de su vida. En unas declaraciones que el reportero ha destapado en 'Radioset', Paz Padilla ha narrado la escalofriante noche en el que unos ladrones intentaron entrar en su casa para robarle: "Eran las 2 de la mañana y estaba viendo la tele porque acababa de llegar de una cena. Y suena el timbre de la puerta."

Así comienza la crónica de una noche en la que la presentadora pasó mucho miedo. Tras escuchar mucho jaleo, Paz abre la puerta de su casa y se encuentra a la policía pidiéndole que encendiera las luces del jardín. "Escuché disparos", prosigue el relato Paz. Al parecer, unos ladrones asaltaron su jardín pero, tras un forcejeo con la policía, no consiguieron entrar en su casa ni robarle nada.

Un susto que ahora Paz Padilla ha querido recordar para 'Radioset' con el humor que le caracteriza. La presentadora de 'Sálvame' ha reconocido que cuando escuchó los disparos trazó un plan para proteger a su hija: "Yo he visto muchas películas de 'cowboy' y yo veo que las balas atraviesan el cristal y matan a la gente que hay dentro. Entonces yo dije "hay que protegerse" y cogí a la niña y la metí en la chimenea porque pensé que al ser un lugar que estaba recubierto de ladrillos, que ahí resistiría los tiros".

Tal y como recuerda Paz Padilla con mucha gracia, la noche se saldó con su hija tiznada de negro después de haberse escondido en la chimenea. ¡Menudo susto!

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...