Un evento que estuvo lleno de caras conocidas

Paloma Cuevas, invitada de excepción en la boda de su hermana

Paloma Cuevas
1 / 15

1 / 15

PER PPV 014. Verónica, vestida por Rosa Clará, y su padre, Victoriano Valencia

Pedro Pernía

2 / 15

PER PPV 009. Paloma Cuevas y Enrique Ponce

Pedro Pernía

3 / 15

PER PPV 026. Fabiola Martínez

Pedro Pernía

4 / 15

PER PPV 036. Alfonso de Borbón y Margarita Vargas

Pedro Pernía

5 / 15

PER PPV 017. Nati Abascal

Pedro Pernía

6 / 15

PER PPV 003. Ramón García y Patricia Cerezo, vestida por Pronovias

Pedro Pernía

7 / 15

PER PPV 015. Genoveva Casanova

Pedro Pernía

8 / 15

PER PPV 021. Manuel del Pino y Verónica Cuevas, con un diseño de escote palabra de honor realizado en chantilly, de encaje francés con pedrería

Pedro Pernía

9 / 15

PER PPV 018. Nati Abascal

Pedro Pernía

10 / 15

PER PPV 047. Patricia Rato

Pedro Pernía

11 / 15

PER PPV 044. Paloma Cuevas eligió un vestido de Rosa Clará realizado en crepe de seda natural en color agua

Pedro Pernía

12 / 15

PER PPV 019. Juan Peña y Sonia González

Pedro Pernía

13 / 15

PER PPV 001. Marian Camino y Jorge Bazaco

Pedro Pernía

14 / 15

PER PPV 006. Marina Danko

Pedro Pernía

Más Sobre...

Bodas famosos

23 de junio de 2014, 10:00

Tener una hermana como Paloma Cuevas invitada en tu boda, corre el peligro uno de que te haga un Pippa Middleton, y acabe esta con más protagonismo que la novia. En este caso, por poco ocurre, pero hay que reconocer que Verónica Valencia fue una novia espectacular, y ni tan si quiera la elegancia de Paloma pudo hacerle sombra en el día más feliz de su vida.

Verónica y Manuel del Pino se dieron el ‘sí, quiero’ en la Iglesia San Juan en Códoba, hasta donde se desplazaron numerosas caras conocidas, como Nati Abascal, Jorge Cadaval, Fabiola Martínez o Alfonso de Borbón, amigos muy queridos por la familia, que no quisieron perderse la boda de la hermana pequeña de Paloma.

Paloma y Enrique Ponce fueron uno de los invitados más elegantes, ella, con vestido aguamarina y detalles de perlas en la espalda y hombros, y él con chaqué a juego con  el novio y el padrino.

El glamour lo aportó Nati Abascal, optando por una arriesgadísima mezcla de prints y colores que la convirtieron, sin duda, en la estrella de la boda. Y es que ella sí que sabe cómo poner la nota chic a cualquier evento. No defraudaron tampoco Margarita Vargas y Genoveva  Casanova, mucho más clásicas, sí, pero espectaculares también. Nos gustó del vestido de Margarita su color y su print, original, pero comedido.

¿Quién te gustó más cómo fue a la boda de la hermana Paloma Cuevas?

Más Sobre...

Loading...