El atleta acusado de matar a su novia

Oscar Pistorius, expulsado de una discoteca por violento

¿Y tú qué opinas?

Pistorius
Gtres

15 de julio de 2014, 13:23

Parece que no ha aprendido la lección. Todavía no hay sentencia del juez sobre su culpabilidad en el asesinato de su ex novia, y Oscar Pistorius (27 años) ya se ha metido en otro lío. No tan complejo, cierto, pero no deja de ser un lío. El atleta, borracho, se metió en una pelea en una discoteca de Johannesburgo y terminó expulsado del local por violento.

Hace pocos días, Pistorius rompía su silencio en internet y colgaba mensajes religiosos en twitter. Algo de lo que se alejó el sábado 12 de julio, tal y como informa el periódico local The Star. El deportista, "totalmente borracho", la emprendió con un grupo que se encontraba en la sala VIP de la discoteca de moda de la capital sudafricana, The VIP Room, donde se celebraba una fiesta de cumpleaños. Empezó a meterse con este grupo de amigos y también insultó al presidente del país, Jacob Zuma, lo que ofendió a todos los asistentes.

El empresario Jared Mortimer denunció lo sucedido al citado diario. Al parecer, Mortimer y Pistorius tienen conocidos en común y cuando fueron presentados en la discoteca, el atleta consideró que algunos de esos conocidos le habían perjudicado durante el juicio por el asesinato de su novia. Cuando Mortimer negó los hechos y aseguró que no sabía nada de la cuestión, Pistorius amenazó al empresario y le dijo que podía darle muchos problemas si quería.

Entre tequilas

 

Entre tequila y tequila, el deportista empezó a relatar sus intenciones de montar algún negocio y lo difícil que le estaba resultando por culpa, dijo, de los políticos. "Empezó a insultar a Jacob Zuma y me lo tomé de manera personal porque conozco a miembros de la familia del presidente", declaró el empresario involucrado en la discusión. En ese momento, Pistorius empezó a gritar a Mortimer, le amenazaba, y se acercó a su cara a pocos centímetros. "Le aparté para que se alejara, se tropezó con unas sillas y cayó al suelo", dice Mortimer. Y así se prendió la llama de la pelea.

El deportista conocido como Blade Runner (corre con prótesis en las piernas) estaba solo hasta que empezó la discusión. Entonces, según cuentan otros asisitentes a la fiesta, tras la violencia, abandonó la discoteca escoltado por un grupo.

La novia de Pistorius, Reena Seencamp, apareció muerta en su casa por heridas realizadas con un arma blanca propiedad del atleta. Además, presentaba numerosos golpes en la cabeza hechos con un palo de cricket. El juicio en el que se decidirá su culpabilidad empezó el 3 de marzo de 2014.