Hoy se cumple una década de la muerte de la cantante

Os mostramos la casa de Miami de Rocío Jurado

Hace justo 30 años que Rocío recibía a Lecturas en su espectacular hogar a orillas del Atlántico, en el sudeste de EE.UU

1 / 10

1 / 10

Rocio casa miami. Casa enclavada en el centro de Miami

2 / 10

ROCIO JURADO EN SU MANSION 4 DE MIAMI (4-3-86)-3. La cocina

3 / 10

ROCIO JURADO EN SU MANSION 5 DE MIAMI (4-3-86)-2. En la piscina

4 / 10

ROCIO JURADO EN SU MANSION 1 DE MIAMI (4-3-86)-2. Adaptada al lugar y feliz

5 / 10

ROCIO JURADO EN SU MANSION DE MIAMI (4-3-86)-3. Familia unida y feliz

6 / 10

ROCIO JURADO EN SU MANSION 2 DE MIAMI (4-3-86)-1. Puesta de sol a orillas del Atlántico

7 / 10

ROCIO JURADO EN SU MANSION DE MIAMI 1. Moderno comedor

8 / 10

ROCIO JURADO EN SU MANSION 6 DE MIAMI (4-3-86)-4. La inquilina que no podía faltar

9 / 10

ROCIO JURADO  7 EN SU MANSION DE MIAMI (4-3-86)-4. Época de ilusiones y de proyectos

Más Sobre...

Casas de famosos Cantantes famosos 10 aniversario muerte de Rocío Jurado

1 de junio de 2016, 21:53

Los 80 fueron buenos tiempos para Rocío Jurado, quien en 1986 era la viva imagen de la felicidad. Lo que transmitía por fuera, era lo que sentía por dentro. Consideraba que lo había logrado todo a nivel personal. "Tengo a mi hija, a mi marido, a mis hermanos. Nada me falta. Somos felices", confesaba.

A nivel profesional era muy ambiciosa y aún tenía una esquina clavada: el mercado norteamericano. Por aquel entonces, ya despuntaba desde hacía tiempo en los países latinos y proyectaba hacer el desembarco en las listas de éxitos de los EE.UU., como su gran amigo, Julio Iglesias, quien siempre la animó y creyó en su potencial. Para abordar tan difícil aventura, su paso más importante fue adquirir esta fastuosa casa en Miami, enclavada en pleno centro de la ciudad. La vivienda, donde pasaba una gran parte del tiempo con su por aquel entonces marido, Pedro Carrasco, y su pequeña Rociíto, fue más que su segunda residencia. Fue su 'headquarter' desde el que se permitía moverse por todo el continente americano para conciertos y bolos con mayor facilidad que desde su Chipiona natal o desde su chalet de La Moraleja. Aquella casa cuyo estilo arquitectónico tomaba el nombre de laciudad donde estaba situada, fue testigo de uno de las etapas profesionalesmás importantes de 'La Más Grande'.

Relacionado con esta noticia


La casa, que descansaba a orillas del Atlántico, contaba con dos plantas, un gran comedor, dominado por los espejos y el blanco, una amplia cocina, y un jardín enorme con dos piscinas: una de agua fría y otra tipo jacuzzi, de agua caliente. Era un hogar para soñar a lo grande, como los sueños de Rocío Jurado.

Los tres miembros se habían integrado estupendamente en Miami porque, como decía el propio Pedro, "contamos con muy buenos amigos que no paran de tener atenciones con nosotros". Incluso habían escogido a Rocío su reina del Carnaval, y así de ilusinada lo explicaba: “Me encanta la idea y es un honor enorme. No hay que olvidar que soy de Cadiz, tierra carnavalera. Va a ser una cosa enorme, chiquillo”, decía feliz la de Chipiona hace treinta añosal reportero de Lecturas.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...