Diez participantes pierden hasta 35 kilos tras fracasar el reality al que se presentaron

Obesos tras las cámaras

¿Y tú qué opinas?

Gorditos
Pedro Pernía

28 de febrero de 2014, 13:03

“Mirarme al espejo y ser feliz”. Diez participantes y una misma motivación. Se presentaron a un reality show de televisión, pero ninguno de ellos logró entrar y adelgazar delante de las cámaras.

Sin embargo, sin el pilotito rojo encendido, algunos de ellos han logrado perder hasta 35 kilos en cuatro meses gracias a la campaña “Comprometidos por un peso saludable” promovida por Pronokal, un éxito que festejaron en una taller de cocina sana amadrinados por Lorena Edo, concursante de Gran Hermano14 y “un gran ejemplo”, y la Doctora Ana Bellón, de 'La mañana de TVE', quien aseguró que adelgazar “siempre es un viaje en el que lo difícil es permanecer en el destino”.

“Casarme y verme guapa vestida de novia” era el objetivo de Montserrat; el de Toñi,“jugar con mis hijos sin casarme”; A Fabiola le encantaría “correr un maratón” ; Tatiana “volver” a quererse; Alicia, “ser un buen ejemplo” para su hija; Angel recobrar “a confianza” en sí mismo y emprender nuevos rumbos profesionales … “Todos son un ejemplo de esfuerzo. Para alguien como yo que está comprometida con luchar con esta enfermedad que es la obesidad, estar aquí es un honor y un orgullo”, señaló la nutricionista Ana Bellón quien, no obstante, les recordó a todos que lo complicado está por llegar: “seguir con lo hemos aprendido”.

Reeducación alimentaria y ejercicio

“¿Quién de aquí comía 5 veces al día?” Preguntaba la doctora con un clamoroso “nadieeee” como respuesta coreado por los presentes. “Y quién hacía ejercicio?”. Y se oían risas, para después reconocer, que hoy todos, de una manera o otra, mueven el esqueleto. "Yo hasta bailo sevillanas y no me canso", replicaba Salud, una joven topógrafa que ha rebajado 17 kilos.

“La culpa de que engordemos la tiene la sociedad”, señalaba Bellón. “Tenemos una vida muy sedentaria y cada vez comemos más, pero peor, más calorías y menos nutrientes”. Y el ejemplo, dijo, está en los niños. “Cuando era pequeña, siempre había niños jugando en las calles. Hoy no. Los niños juegan en casa. Con maquinitas. No comen fruta. No comen verdura. Y una de las consecuencias de de la incorporación de la mujer al trabajo ha sido una peor alimentación de los hijos”.

Por eso, lo fundamental para evitar la obesidad, según Bellón, está en la reeducación alimentaria, una tarea que, añadió, es más complicado de hacer en España que en otros lugares. “Estoy muy orgullosa de ser española, pero en este país se celebra todo comiendo y bebiendo. Mis pacientes siempre me dicen que las dietas le quitan la diversión, que les impiden tener una vida social. Yo les digo que hay que divertirse de una manera saludable. Sin beber alcohol o pasarse con el azúcar y las grasas. Quizás el quid esté en cambiar la forma de ver las cosas. De ver la comida”. Aunque también apuntó que una trasgresión como una pizza, una hamburguesa o un pastel está permitida, “siempre y cuando sea eso, una trasgresión, algo puntual”.

Lo más visto

  1. "Bárbara y Adara se metieron en un bucle demasiado espeso y me empezaron a hartar un poquito"
  2. ¿Quieres saber a qué famosa te pareces?
  3. El cambio radical de Kate Moss
  4. ¿Qué ha pasado para que Beatriz Luengo esté llorando como una Magdalena?
  5. Primeras imágenes y mensaje incendiario de Alba Carrillo desde Laponia