Boda sí, niños, por el momento, no

Natalia Verbeke: "Me siento joven para ser madre"

¿Y tú qué opinas?

Natalia Verbeke
Gtres

28 de marzo de 2014, 14:34

A limpio. Así le gusta a Natalia Verbeke que huelan los hombre. En concreto, que huela su chico. Aunque él no la conquistó por el olfato, sino por el paladar.

Natalia Verbeke se casa. Con el cocinero Álvaro Renedo. La actriz era anoche una de las narices privilegiadas de los Premios de la Academia del perfume, formaba parte de un jurado al que ella llega porque, como reconoce, es una "obsesiva" de las fragancias. Dice que no hay nada que le guste más en el mundo que un buen perfume, que atesora 800.000 frascos que abre todos a un tiempo, y lo que más, que le personalicen uno. ¿De su boda? Aún no tiene nada preparado. "Soy de improvisar"

Toreros como El Juli, personalidades de la vida social como Ana Rodríguez, exmujer de José Bono, Palomita Segrelles, la actriz Marta Hazas o modelos como Astrid Klisands sin su marido Carlos Baute fueron algunos de los asistentes de una nueva edición de los Premios de la Academia del Perfume, aunque fue la actriz argentina, con un vestido de seda negro inspiración años 40 y vuelo, la que acaparó la mayor atención con sus labios rojos y cabello a lo Verónica Lake.

"Me caso, me caso, pero no tengo ni fecha. El 2014 me parece un poco precipitado", explicaba la actriz quién asegura que por no tiene ni pensado el vestido de novia.

No me lo puedo creer...

Es que soy mucho de improvisar. Tenerlo ya pensado cuando aún no sé la fecha... Yo cambio de opinión, como con los perfumes, que me pongo uno u otro dependiendo del estado de ánimo.

¿Y como es ahora?

El perfecto.

Eso, en perfume, ¿que notas tiene?

Es uno que ha diseñado Anna Corliani exclusivamente para mí y tiene notas de azahar, empolvados, pimienta...

Y tu chico, ¿a qué huele?

A limpio.

¿Eso fue lo que te enamoró de él?

No, me conquistó por el paladar.

El menú entonces sí que lo tendrás pensado...

Ni el menú siquiera.

Pero el escenario, sí, ¿no? ¿Argentina?

Me gustaría, claro, pero no ejerzas sé pitonisa que luego yo te lo cambio. Hoy lo único que tengo claro, mi objetivo de futuro es cuidarme y ser feliz.

¿Y niños?

¿Un niño? Aún no, me siento joven para ser madre.