La honestidad, a otro nivel

Nagore Robles se sincera: "Resguardarme en sonrisas se me hace bola"

En una jornada más nostálgica de lo habitual, la colaboradora de Telecinco reflexiona sobre la complacencia forzada en el mundo que la rodea

Nagore Robles
1 / 7

1 / 7

Nagore Robles. Como el tiempo

2 / 7

Nagore Robles 01. Momento de agitación

3 / 7

Nagore Robles 05. Incidencia en su relación

4 / 7

Nagore Robles. 'Supervivientes 2018'

5 / 7

Nagore Robles 03. Harta de la complacencia

6 / 7

Nagore Robles 04. La honestidad a otro nivel

Más Sobre...

Telecinco

14 de marzo de 2018, 17:00 | Actualizado a

Lo ha dejado claro en las primeras palabras del nuevo post de su página web: Nagore Robles está como el tiempo. La nostalgia que la ha invadido la ha empujado a hacer un ejercicio de honestidad consigo misma. Sus seguidores y la audiencia de los programas en los que participa siempre han apreciado su sinceridad para comentar asuntos externos. Pero en esta ocasión ha hecho un trabajo más introspectivo, asumiendo lo complejo que puede ser la convivencia con ella en estas semanas tan estresantes que está pasando.

No es una cuestión de que en el momento de poner en palabras sus pensamientos esté más revuelta que de costumbre, sino que está pasando una semanas en las que ha observado que está "más estresada, sensible e intensa". Y eso "significa que, honestamente, estoy insoportable", confiesa admitiendo su responsabilidad y haciendo referencia a lo que tiene que aguantar su pareja, Sandra Barneda, cuando ocurre esto. Un momento personal que coincide con el arranque de 'Supervivientes', programa que las vuelve a unir en un plató de televisión. Pero no hay obstáculo para unos lazos tan fuertes como los que se han creado entre ellas.

Relacionado con esta noticia

La colaboradora de Telecinco ha sugerido que en otro momento de su vida ha optado por ocultar esta agitación interior con una actitud complaciente hacia los demás, tal y como las redes sociales predisponen a las personas a hacerlo con sus publicaciones de "color de rosa", pero ha llegado un punto en el que "no me apetece sonreír porque sí". "Reconozco que ha sido muy fácil resguardarme del frío entre bromas y sonrisas, pero últimamente hasta eso se me hace bola", explica.

Una persona como ella, para quien la franqueza es prácticamente su bandera, es una reflexión con peso y advierte que puede llegar el momento en el que se sienta más liberada admitiendo que está pasando una mala racha, está teniendo un mal día o asumiendo un error. Una decisión personal nada fácil, desde luego, y con la que deja claro que no sería para colgarse "un pin a la sinceridad" ni acumular miles de likes.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?