Operadísima

Meg Ryan, ¿eres tú?

La actriz reaparece en París con una imagen muy diferente

meg ryan cambio de cara

Conchi Álvarez de Cienfuegos

@conchiacl

Más Sobre...

Operaciones estéticas Así han cambiado

8 de julio de 2015, 14:39

Entre la primera foto y la última han pasado exactamente 17 años. 17 años en los que Meg Ryan ha metamorfoseado en otra persona. No es que esté irreconocible, es que directamente es otra. Agradecemos el hecho de que nos indiquen que es ella, porque ni fijándonos mucho habríamos encontrado en su rostro la que un día fingió ante Billy Cristal el mejor de los orgasmos.

De un tiempo a esta parte, cuando arrancaban los años 2000, Meg comenzó con los tonteos con los retoques estéticos. Un poquito de labio por allí, un pómulo bien marcado por allá, una infiltración de botox de vez en cuando… ¡y despidámonos de la reina de la comedia romántica! Ryan dejaba de ser la preciosa criatura que nos enamoró en ‘Tienes un email’ y pasó a ser alguien que nos resultaba ajeno. Esa no era nuestra Meg, nos la habían cambiando. Se había cambiado.

Antes de que Renée Zellweger pusiera el mundo del revés con su nueva apariencia, lo hizo Ryan. Quizás por eso, al dejar la sonrisa que gastaba en los 80, y mutar en alguien más parecido a Amanda Lepore (que es maravillosa, pero queremos reconocer a cada una con su cara), sus oportunidades en el cine han mermado. Ya no recibe tantos guiones y nos tenemos que remontar hasta el año 2009 para verla en su último trabajo en el cine. 6 años. Antes era capaz de encadenar proyecto con proyecto.

Tenemos dos opciones: o nos acostumbramos a su nuevo ‘yo’ o nos ponemos en bucle ‘French Kiss’. Preferimos quedarnos con la primera opción y quererla tal y como es ahora, aunque nos ahorramos el “tomaré lo mismo que ella”, porque queremos seguir reconociéndonos en el espejo.

meg ryan 2015

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...