Se cumple 1 año de su entrada en prisión

Mayte Zaldívar podría disfrutar de dos permisos penitenciarios

Podría salir de prisión en las próximas horas gracias al primero

Primer permiso para Mayte Zaldívar

30 de octubre de 2015, 17:55

Dos días después de que se cumpla un año de su entrada en prisión para cumplir una condena de dos años y medio por blanqueo de capitales en el 'caso Malaya', Mayte Zaldívar ha recibido la primera buena noticia en varios meses: la inminente llegada de no uno, sino dos permisos penitenciarios que podrían hacerse efectivos en las próximas horas.

Según ha confirmado el abogado de Mayte, la ex de Julián Muñoz podría disfrutar de dos permisos seguidos: uno autorizado por la Junta de Tramitación que aún deben firmar un juez y el fiscal y que podría durar entre 15 y  20 dias y otro como respuesta positiva al recurso intercedido por el abogado de Mayte cuando se le denegó el primer permiso en agosto. De hacerse efectivo éste segundo permiso, Mayte podría salir a última hora de la tarde o a comienzos de la semana que viene por  primera vez desde que ingresara en prisión hace un año.

Una buena noticia después del varapalo que supuso la negación al primer permiso que solicitaron en agosto. En ese momento, Mayte ya había cumplido un cuarto de su condena, requisito básico para poder pedir cualquier permiso. Según su abogado, la Junta de Tramitación alegó “la gravedad de su condena, la lejanía de su cumplimiento y la alarma social” para denegárselo. Algo que molestó mucho a la Zaldívar que ha tenido que ver como la otra condenada ilustre del caso, Isabel Pantoja, gozaba de tres permisos casi seguidos a lo largo de este año.

Anque el abogado de Mayte da por hecho este permiso, la familia de Mayte es más prudente y no confirma tener constancia de que se haya aceptado el recurso y se le hayan concedido.

Mientras tanto, el abogado de Isabel Pantoja solicitó el pasado 13 de octubre mediante un escrito el tercer grado para la cantante alegando "riesgo de incapacidad laboral", la buena conducta de su clienta tanto dentro de prisión como durante los permisos y su delicado estado de salud una "una enfermedad ocasionada por el exceso de estrés vivido en el internamiento que le obliga a mantener una dieta y administración farmacológica que debe ser valorada suficientemente para aprobar el régimen de semilibertad".

El que sí disfruta del tercer grado ya es Julián Muñoz, que debido a su grave estado de salud, ya no pasa todas las horas del día en prisión.

Tres destinos muy diferentes para tres personajes juzgados por el mismo caso, unidos por Marbella y separados por la cárcel.

 

 

 


 

 

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...