MUTI ORELLANA, EXPULSADO DE 'GRAN HERMANO'

Muti: "En la casa me dejaban de lado"

Ha llegado a sentirse rechazado por el color de su piel

MUTI ORELLANA

7 de octubre de 2015, 07:00

Con 22 años le da rabia que su paso por la casa de Guadalix no haya sido la experiencia de su vida que él esperaba. Todo lo contrario. Muti Orellana, el segundo expulsado de la decimosexta edición de ‘Gran Hermano’, de momento, parece no guardar muy buen recuerdo del programa. O mejor dicho: del resto de concursantes.

Estás tristón, Muti…
Estoy muy disgustado por mis compañeros. Fue entrar en la casa y solo Suso me acogió con los brazos abiertos. Yo intenté integrarme en la casa. Lo intenté una, dos, tres veces, pero cada vez que iba a hablar, nadie me echaba cuentas. Si se sentaban sin darse cuenta a mi lado, se levantaban y se iban. Si estaba yo en el salón, no entraban…
¿Pensaste que te despreciaban por el color de tu piel?
Llegué a pensarlo. Hubo comentarios muy feos que no me gustaron nada. No estoy sordo. No soy tonto. Que me desprecien a mí de esa manera…
Tu paso por la casa está marcado por una conversación con Suso en la que os pasabais a Sofía. Eso fue muy machista.
Suso me decía que me tirara a Sofía, que a él le daba igual, que no estaba enamorado, pero obviamente a mi no me salía. No te niego que la niña me entró por el ojo, pero para mí Suso significaba mi hermano y no me sale hacerle eso, y que yo no soy de esa forma.
Tratabais a las chicas como meros objetos.
Eso se ha malinterpretado. Fue, te lo juro, un tema de conversación que salió como cualquier otro. Pero sin ofender a nadie. Y yo no intenté ser el más chulo.

"Sofía se sentía a gusto conmigo. Tuve ganas de conocerla mejor y tener algo con ella"

 


¿Estar siempre a la sombra de Suso no ha jugado en tu contra?
Puede. Igual es verdad. Suso se ha pasado tres pueblos con sus palabras. Se ha salido de contexto a la hora de hablar con Sofía y no la ha tratado bien. Ha estado hablando de si la quería para un calentón, que si no sentía nada por ella...
A ti te gustaba Sofía, ¿no?
Era un chica que me llamaba la atención, sinceramente. Y no te digo que no sintiera ganas de conocerla mejor y tener algo con ella…
¿Hubo feeling entre vosotros?
Se sentía a gusto conmigo. Cada vez que hablábamos decía que se sentía diferente, que con Suso no podía hablar. Yo la he visto llorar y le he dicho de verdad todo lo que pienso: “Pasa de Suso porque él pasa de ti”, “si te acuestas con él para nada”, “si quieres intentarlo, inténtalo, pero si él te dice que no, deja de ser tonta”.
¿Y ahora cuáles son tus planes?
Tengo una panadería. Tiene más de treinta años. Era de mi abuelo, la heredó mi padre y ahora la llevamos mi madre, mi hermana y yo.
¿No te apetece probar con la fama?
La panadería es mi trabajo y mi ilusión. Me gustaría ser policía nacional, pero soy tan mal estudiante... [risas].
¿Cómo llegaste a Sevilla?
Mis padres biológicos me tuvieron aquí en Sevilla. Después, aquí me adoptó una familia blanca. Mi familia.
¿No tienes relación con tus padres biológicos?
Ese es un tema del que  no quiero hablar. No me agrada hablar de ellos.
¿Sabes de ellos, al menos?
Sí, viven en Sevilla.
¿Te arrepientes de tu paso por el concurso de ‘GH’?
No, solo de haber entrado tarde, aunque hay concursantes en otras ediciones que entraron tarde y ganaron… No sé.
Pero ¿quizá podrías haber concursado de otro modo?
Me da la intuición de que, a lo mejor, habría intimado un poco más con el resto de concursantes. O no. El desprecio de la casa hacia mí, por lo que fuera, ha sido muy grande.

Loading...