30 años desde la última vez que estuvieron juntas

Marta Sánchez y Vicky Larraz en 'QTTF': "Las dos hemos sido muy 'bocas"

Así ha sido la reunión de las vocalista de Olé Olé, donde han enterrado definitivamente el hacha de guerra: "Ha acabado surgiendo una gran amistad"

Marta Sánchez
1 / 9

1 / 9

La imagen del reencuentro

2 / 9

Fundidas en un abrazo

3 / 9

Abrazo con el grupo

4 / 9

La formación original

5 / 9

Vicky con sus hijas

6 / 9

La actuación más especial para Vicky

7 / 9

Las tres vocalistas de Olé Olé

8 / 9

Enterrando el hacha de guerra

3 de diciembre de 2016, 20:09

Parecía que iba a llegar antes el fin del mundo antes de verlas juntas en un mismo lugar. Pero lo que no pueda conseguir María Teresa Campos, no lo puede conseguir nadie. 'Qué tiempo tan feliz' ha sido el programa elegido por Marta Sánchez y Vicky Larraz para escenificar el entierro de hachas y zanjar todos los malos rollos del pasado. La tarde ha estado llena de sorpresas, una de las mayores la que ha tenido de protagonista a la propia Vicky, que ha cantado con sus hijas, Sophia y Olivia.

Con motivo de la promoción de 'Sin Control', el disco homenaje a Olé Olé que ha grabado la formación musical con otros grupos y cantantes y con las tres vocalistas que pasaron por él, Marta Sánchez y Vicky Larraz se han visto las caras y han explicado en el sofá de QTTF su mala relación en el pasado y de cómo ha sido su reencuentro. Las intérpretes no se veían las caras públicamente desde que hace 30 años Vicky le diera el testigo a Marta en el mítico programa 'Tocata', por lo que ha pasado esta tarde en el plató del programa de la Campos era histórico.

Relacionado con esta noticia

Mientras llegaba el momento de la esperada reunión, Vicky ha salido a cantar algunos de los mayores éxitos de Olé Olé y uno de los números más especiales para ella ha sido el que ha compartido con sus hijas Olivia y Sophia. Madre e hijas han cantado 'No Controles', con convicción e ilusionadas por la oportunidad.

Llegaba el momento en que Marta y Vicky se veían las caras. Atrás quedaban sus fuegos cruzados en los medios, las indirectas y la desgana de reunirse. Marta se fundía en un abrazo con Vicky. "Nunca es tarde si la dicha es buena, ¿verdad Vicky?", ha sido lo primero que ha dicho Marta Sánchez nada más sentarse en plató.

En verano, ambas se reunían en Miami para hablar de este proyecto homenaje y de cantar un tema juntas. Lo que empezó como un proyecto, acabó materializándose y las ha llevado hasta el plató de QTTF. "Aquel día en Miami nos vimos, porque ya tocaba, como profesionales y como madres", narraba Marta. La intérprete ha contado que escuchó la maqueta del proyecto y le dijo que se lo iba a pensar, pero que se acabó rindiendo a Vicky y a "sus audios eternos". "Me pareció una mujer tan auténtica, tan señora y tan humilde que no me pude negar de ninguna de las maneras", cuenta Marta, dejando claro la buena relación que mantiene con la cantante que sustituyó hace ya 30 años.

¿Qué fue lo que desencadenó las tensiónes entre ellas? ¿Fueron los celos? Lo que tienen claro y han admitido sin rencor es que todo lo que se han estado diciendo todos estos años "suena muy chungo". Entonando el 'mea culpa' han admitido que "las dos hemos sido muy 'bocas" pero, por suerte, "ha surgido una amistad". Ambas han asegurado que volverán a compartir escenario, pero todo depende de coordinar sus agendas.

El último desencuentro entre Marta y Vicky fue con la muerte de Juan Tarodo, baterista del grupo y exnovio de Sánchez, en 2003. Sobre las razones por las que Marta no quiso reunirse con la formación para un homenaje, la cantante ha sido clara: "Fue practicamente mi primer novio y estuve mucho tiempo desligada de él. A él le adoré, pero tampoco puedes exigir a una persona que lleva media vida separada de su exnovio que explique por qué no estuvo. Es injusto. Si lo decidí, son mis razones y no tengo por qué dar explicaciones".

En el plató también han estado los hermanos Montesano, Marcelo y Gustavo, y Luis Carlos Esteban, los creadores de Olé Olé. Con Vicky delante, han hablado de cómo vivieron su marcha y de la entrada de Marta Sánchez. "Nos sentó mal, porque es y era muy buena y tenía un peso enorme en el grupo. Es que se nos iba la cantante con el disco recién sacado...", decía Gustavo. "Fue una decisión profesional y no personal", se explicaba Vicky, "estaba convencida del paso que estaba haciendo, pero estaba preocupada por ellos, porque me llevaba bien con ellos". A pesar de todo, "he estado muy honrada por haber formado parte del grupo y he llegado a ser lo que soy por haber pasado por él", ha confesado Vicky. Gustavo ha contado también el gran nivel que mostró Marta Sánchez cuando tomó el relevo de Vicky, a pesar de lo mucho que la exigieron desde el principio: "A Marta le exigimos mucho. Fue terrible, porque era una niña a la que le decíamos que cantara y se moviera como Vicky y lo hizo superbien".

Más Sobre...

Loading...