Su momento más duro

Marina Castaño, imputada por malversación, estafa, fraude y apropiación de caudales públicos

¿Y tú qué opinas?

marina castaño

19 de noviembre de 2014, 08:00

Tan solo un mes después de que el Tribunal Supremo dictara sentencia, según la cual Marina Castaño (57) debe entregar dos tercios de la herencia de Camilo José Cela a su único hijo reconocido, Camilo José Cela Conde (68) –unos 5,2 millones de euros–, la que fuera viuda del premio Nobel de Literatura tendrá que hacer frente a la Justicia por un asunto muchísimo más grave: la fiscalía la ha imputado por los delitos de malversación, estafa, fraude y apropiación indebida de caudales públicos.

 

La polémica gestión de Marina Castaño al frente de la Fundación Cela ha terminado –tras numerosísimas denuncias–, en los tribunales. Ya la Xunta de Galicia tuvo que intervenir en 2010 para rescatar la fundación antes de que los números la abocaran a la quiebra.

 

Varios exempleados se lamentaban del deterioro que estaba sufriendo el legado de Cela –valorado en unos 12 millones de euros– por la dejadez de su viuda, pese a las millonarias subvenciones que recibe la fundación. La sede alberga valiosas obras pictóricas de Picasso, Miró y otros grandes artistas, que, según los denunciantes, estarían envueltas en plásticos por culpa de varias inundaciones ocurridas en el edificio.

 

Por si esto no fuera suficiente, hace dos años, en 2012, llegó otra denuncia contra ella por presunto desvío de dinero público.

 

Lee el texto completo esta semana en la revista Lecturas.

 

Lo más visto

  1. El peor momento de Antonio Orozco
  2. El nuevo dardo de José Luis Moreno dedicado a Sandra Barneda
  3. "Durante muchos años tuve miedo a hacerme las pruebas del VIH"
  4. Las cinco cosas que se llevó Alba Carrillo de casa de Feliciano López y que quizá tenga que devolver
  5. Esta semana, en Lecturas, Kiko, Makoke y sus hijos nos reciben en su casa