Todo un ejemplo de fortaleza y de vida

María Pineda: "Ahora no me gustaría irme, la verdad"

¿Y tú qué opinas?

María Pineda

22 de junio de 2013, 10:59

A solo unos días de haber estado en un plató con Jorge Javier Vázquez, la modelo de 52 años, que lleva 5 luchando contra un cáncer de pulmón después de que le hubieran concedido solo 3 meses de vida, volvió a sentarse en directo en televisión para conversar con Jorge Javier y sus colaboradores.

María Pineda, con un vital brillo en los ojos y de excelente humor, habló acerca de la mejoría que le ha producido el tratamiento: "Yo estoy mucho mejor. Tengo quimioterapia cada 21 días. Estuve 5 meses sin ponérmela y caí fatal", e insitió en aquello que echa de menos en su nueva vida, en sus nuevos sueños: "Sueño que puedo correr sin ahogarme y que me despierto con mi melena".

A lo largo de la entrevista, la modelo que actualmente vive en Málaga para poder estar cerca de sus médicos, admitió que echa de menos a sus amigos de siempre aunque también quiso agradecer el apoyo, el cariño y la compañía a los nuevos amigos que ha hecho en la ciudad andaluza.

"Me acuerdo mucho de Carla Duval"

Pese al espíritu positivo, optimista y vital de la conversación, también hubo tiempo para que la exmodelo reconociera el miedo ante el futuro, los planes, el brusco fin de una felicidad que al fin parece haber encontrado:

"Lo único que me da miedo es que no pienso en lo que va a ser más adelante esto. Me acuerdo mucho de Carla, de Carlita Duval, que yo creo que fue la persona en mi vida -con el poco tiempo que estuvimos- que me dio el ánimo, y la fuerza y la esperanza para seguir luchando. Carla fue un ejemplo para mí".

María Pineda reveló, también, que además de nuevos sueños, cuenta con nuevas ilusiones, como la de poder montar una asociación para ayudar a otras personas con cáncer, a esas mujeres que se hinchan con la quimio, que pierden el pelo, y no saben cómo maquillarse, como arreglarse. Y María Pineda querría decirles cómo hacerlo.

"Estaré a su lado mientras me lo permita, siempre"

La posibilidad de una próxima boda con su novio, Emilio, a quien conoció solo 3 meses antes de que le diagnosticaran el cáncer y que ha estado a su lado todo este tiempo, planeó sobre la charla, aunque María prefirió no entrar en detalles. Tampoco lo hizo él cuando entró por teléfono para darle una cariñosa sorpresa. "Estaré a su lado mientras me lo permita, siempre", aseguró él. 

Una emocionante llamada que puso de manifiesto el feliz momento emocional que vive María y que, tal y como ella reconoció, teme perder: "Por primera vez en mi vida tengo miedo a no poder seguir luchando y a no tener la fuerza que tengo. Ahora no me gustaría irme, la verdad".