Es la novia del futbolista del Atlético de Madrid Mario Suárez

Malena Costa: "Creo en el amor, pero no tengo prisa por casarme con Mario"

¿Y tú qué opinas?

Malena Costa
Gablons

12 de junio de 2014, 15:54

Recién llegada de Miami donde ha estado de vacaciones con su chico Mario Suárez, Malena Costa no se considera epicentro de ningún terremoto. Estos días en la prensa deportiva aparecía un titular en el que se daba a entender que la modelo mallorquina podía revolucionar el palco Atlético, desestabilizar a los jugadores y dar al traste con su buena racha futbolística.

El equipo colchonero, tras la salida de Thibaut Courtois, necesitaba un nuevo guardameta y el elegido ha sido Miguel Ángel Moya, ex del Getafe y, según parece ex de esta guapa mujer. Malena lo niega. Amigos y punto. De hecho, señala que sí, que se conocían de antes, pero que es más amigo de Mario que suyo. No se enfada. Al revés, se ríe mucho porque asegura que su vida no puede ser más tranquila. Que tras las turbulencias de su pasado, con el madrileño, ha llegado la calma. Un hombre la que la sedujo, entre otras muchas cosas, porque huele muy bien. Que algo de eso sabrá la modelo que ahora es imagen de Sabon, una nueva línea cosmética que inaugura tienda en Madrid.

Hacía un año que no nos encontrábamos…

Será porque no he hecho cosas…

Quiero decir tête a tête… ¿Qué has hecho durante este tiempo?

He trabajado muchísimo. Estoy trabajando mucho. He hecho una campaña mundial con L’Oreal y ahora estoy preparando otra a nivel de España. De hecho, ahora estaba de vacaciones, estoy haciendo un break para esta inauguración. Así que, encantada. Todo me va genial. Igual que hace un año.

Qué maravilla. Yo siempre he pensado que salud, dinero y amor son incompatibles. Que se pueden tener dos, si cabe, pero las tres…

Fíjate. Yo pienso todo lo contrario. Que las cosas vienen todas bien o vienen todas mal. Yo no puedo quejarme. También te digo que yo provoco que todo me vaya bien.

Ah ¿sí? ¿Y cómo se provoca eso?

Tengo una forma de pensar muy positiva. Y soy muy activa. No dejo que nada se pare. Ni en lo personal. Ni en lo profesional. No te digo que no me guste relajarme. También necesito desconectar, porque si no, siento que mi cabeza va a mil por hora.

¿No dejas nada a la improvisación, entonces?

Si no estás tú encima… Tanto en el amor como en el trabajo tienes que estar ahí si quieres que salgan bien las cosas. Currártelo.

En lo profesional, es evidente.

Sí. Estoy haciendo muchas cosas fuera, pero en España estoy trabajando muchísimo. Ese era mi sueño. Lo he conseguido y cada vez va a más. Lo de fuera sirve para que aquí se fijen mas en ti.

Oye, viniendo para acá he visto un titular en la prensa deportiva. “Malena Costa revoluciona el palco Atlético”. ¿Qué has hecho?

Eso son invenciones. Mario es muy amigo de este chico (Miguel Ángel Moya) y sí, yo ya lo conocía de Mallorca. No sé qué dicen… Si está todo muy tranquilo… Yo, es cierto, que ya sabía quien era antes de conocer a Mario, pero nada más. Ni novios ni nada de nada. Ahora, entiendo también que si los aficionados leen eso puedan creer en un terremoto en el equipo, pero no… No lo hay.

O sea, que no hay diferencias entre tú y Mario.

Qué va. Estamos muy felices. En plenas vacaciones, ahora nos vamos para Mallorca.

Lástima que no hayáis tenido que posponerlas por el Mundial, ¿no?

Sí. Al final, Mario no va a ir. Se lo  merece, pero no… Me da pena. Y todo porque al principio de temporada tuvo una lesión importante y si no juegas los partidos, no te pueden ver…

Pero aún es joven…

Eso le digo, que tiene toda la carrera por delante.

Ya iréis al próximo Mundial, ¿no?

A mi me gustaría que hubiera ido, por verle feliz, por verle cumplir un sueño. Y por acompañarle, claro. Me habría hecho ilusión por él. Pero ya habrá otros.

Controlas de fútbol, ¿no? ¿Eras antes así de futbolera?

Veía algún partido, pero no era futbolera. Bueno, tampoco lo soy ahora.

¿Ah, no?

Tengo el futbol bastantes horas puesto en casa. Lo miro, sí, pero no soy futbolera. Me gusta algún partido, pero no soy una loca. Sólo si juega Mario. Si juega Mario, me emociono más.

¿Rollo mujer de torero? ¿Sufres?

Ellas seguro que más que yo, pero yo también sufro bastante. Me fijo mucho en su juego, sufro si falla…

Esta temporada, muy poco. Menudo carrerón el del Atlético. Liga, Final de la Champions… Lo habréis celebrado muchísimo, ¿no?

Si, ha sido un maravilla. Estamos muy contentos porque ha sido un triunfo. Se ha hecho todo muy bien y el equipo se ha unido más, es una piña muy fuerte.

Veo que Mario te lo cuenta todo cuando vuelve del trabajo...

(risas) Somos novios pero somos amigos ante todo. Claro que nos contamos las cosas buenas, malas y todo. Nos comprendemos y nos queremos.

Comprenderse a veces es difícil…

Si no me puedo entender con mi novio, menudo rollo. Mario es mi novio y mi mejor amigo.

Entiende tu carrera de modelo, tus viajes, tus shootings…

Al principio costaba, pero ya Mario lo entiende todo. Los dos entendemos la profesión del otro. Igual que el viaja, va y viene, ¿no? Ahora, los viajes son juntos. Miami, Mallorca y luego más Madrid que tengo un trabajo que apetece mucho.

¿Cuál?

Es un proyecto con una marca que hace turbantes para el pelo. Se llama Rosebell, y voy a hacer con ellos una colección para mujeres con cáncer que, además, la recaudación también irá destinada a una asociación para investigar la enfermedad.

Tienes una especial sensibilidad por este enfermedad…

Yo en todo lo que pueda ayudar me sumo. Hoy en día quién no tiene un amigo, un familiar, alguien conocido que padezca cáncer… Este proyecto me parecía interesante porque echas una mano en un momento de tratamiento en el que las mujeres se sienten un poco menos guapas, pero que realmente lo están. Quería hacer un complemento que les sirviera y quizás a una mujer lo que más le choca es la caída del pelo.

¿Te gusta el diseño?

Por algo se empieza. Estoy centrada en mi trabajo, no es que quiera ser diseñadora ni nada.

Te lo pregunto porque ser modelo no es una profesión para toda la vida…

Sí, sí hay que reciclarse y me gusta hacer cositas… Me gusta diseñar bikinis y vestidos largos de noche.

¿Porque es lo que más te gusta llevar?

Porque es lo que más me cuesta encontrar. El patronaje yo lo haría de una manera especial…

Vamos a ver, entonces sí que te lo planteas…

Tengo ideas, sí (risas).

Esos son tus planes en lo profesional, pero ¿en lo personal?

Lo más importante: vivir el día a día y estar así como estoy con Mario.

Ya, pero…

Pero un futuro, sí, supongo que me casaré y tendré hijos, pero por ahora…

Por ahora, no… Pero ¿lo habláis?

Siempre lo hablas. Cada día lo hablamos… ¡Es broma! Es que ahora, tenemos unos amigos que se van a casar…

Y os da envidia…

No. Estamos muy bien así. No hace falta firmar ningún papel. Sólo que nos hace ilusión verlos casarse, ver a gente que cree en el amor. Yo también creo mucho en el amor… Pero no tengo prisa. Así también tengo más tiempo para elegir el vestido de novia.

¿Cómo es este hombre de tu vida?

Es muy bueno. Muy buena persona. Somos muy parecidos. Muy humilde. Me divierto mucho con él. Es muy detallista y está muy pendiente de mí. Y podría seguir…

Sigue, sigue...

Huele muy bien.

¿Cuál es el secreto de que estéis tan bien?

No hay un secreto, ni reglas, ni nada. Es porque encajamos. Yo encajo con Mario y él conmigo.

Más Sobre...

Lo más visto

  1. Las cinco cosas que se llevó Alba Carrillo de casa de Feliciano López y que quizá tenga que devolver
  2. El dardo de Melendi a Maluma del que todos hablan
  3. Raquel Bollo ya comparte fotos con su "ilusión", Juan Manuel
  4. ¿Crees que lo sabes todo sobre los famosos? Demuéstralo con este test
  5. Los presentadores piden perdón por el 'Caso Nadia'