Primera entrevista tras la muerte de su nieta

Lucía Bosé: "No fui al tanatorio de Bimba porque mi dolor es mío"

A sus 86 años, la veterana actriz aseguró que vivirá hasta los 105 años

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 8

1 / 8

Lucía Bosé 1. Encerrada en casa

2 / 8

Lucía Bosé 2. "No soporto el tanatorio"

3 / 8

Lucía Bosé 3. "Bimba está aquí y me sonríe"

4 / 8

Lucía Bosé 4. "Éramos muy cómplices"

5 / 8

Lucía Bosé 6. "Miguel ha sido el más guapo, pero está en decadencia"

6 / 8

Lucía Bosé 7. "No me gusta que me llamen abuela"

7 / 8

Lucía 5. "Estoy enamorada"

Más Sobre...

Sábado Deluxe

12 de marzo de 2017, 09:48

Con su pelo azul y vestida con un conjunto verde, Lucía Bosé estrenó 'Sábado Deluxe', en lo que fue su primera entrevista tras la muerte de su nieta Bimba Bosé y, según dijo, la última, ya que quiere retirarse de los medios y vivir tranquila en Brieva, el pueblecito de Segovia en el que reside desde hace siete años.

Fue en Brieva precisamente donde se refugió todo el clan Bosé tras morir Bimba. Allí, entre todos, trataron de superar el enorme dolor que supuso el fallecimiento de Bimba, a los 41 años, de cáncer. "Mi primera reacción al enterarme fue de mucho dolor. He estado un mes encerrada en mi casa sin querer salir para digerir su muerte. Allí hemos estado todos. Bailamos, nos disfrazamos, algo que la gente ha criticado mucho. No fui al tanatorio porque no lo soporto, mi dolor es mío y no veo por qué tengo que compartirlo con la gente", dijo Lucía.

La actriz explicó que durante ese tiempo que estuvo junta toda la familia -menos Miguel, que viajó desde Panamá para el entierro de Bimba y regresó tras las exequias- no hablaron de Bimba, aunque sienten su presencia en todo momento: "Ella está aquí ahora mismo y me sonríe. No tengo miedo a la muerte, ¿por qué hemos de mantener aquí a seres que sufren? La gente se muere, los padres se mueren, pero estamos demasiado agarrados a lo material. Yo no estoy agarrada a nada".

Lucía recordó a Bimba: "Era una mujer muy querida, muy simpática y muy inteligente. Éramos muy cómplices porque tenemos el mismo carácter. Vivió y murió como quiso y aunque lo pasó muy mal cuando se separó de su marido, fue una mujer feliz. No nos dijo nada cuando llegó su final, porque quiso morir junto a su amor y sus hijas".

Siempre sorprendente, comentó que piensa vivir hasta los 105 años -ahora tiene 86-, pero que entre ella y su hija Lucía están preparándose lo que llaman 'la maleta', donde meterán sus restos el día en que fallezca. "La estamos haciendo de papel maché y madera. Mi hija me está ayudando. Y me meterán dentro el día que me tenga que ir para allá. Si quieres te hago una a ti también, Jorge Javier", dijo Lucía, ante el asombro de todos.

Es conocido que a Miguel Bosé no le hace ninguna gracia que Lucía Bosé acuda al 'Deluxe' e incluso se llegó a comentar que le prohibió que lo hiciera. "Mi hijo no se atreve a decirme lo que tengo que hacer. En familia nos podemos decir de todo, pero luego cada uno hace lo que le da la gana". De Miguel, por cierto, comentó: "Ha sido el más guapo de la familia. Pero digo 'ha sido' porque ahora está en decadencia".

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...