Objetos valorados en 2 millones de euros

Los hijos de Palomo Linares insinúan que ‘alguien’ les ha robado

Concha Azuara, viuda del torero, no se habla con los hijos de este y mantienen una relación muy complicada

Los hijos de Palomo Linares insinúan que ‘alguien’ les ha robado

Más Sobre...

Toreros Juicios famosos Famosos en los tribunales Hijos de famosos Polémicas de famosos Muertes y fallecimientos de famosos Robos famosos Peleas famosos

24 de julio de 2017, 15:18

Nueva batalla que se abre entre los hijos de Sebastián Palomo Linares y la viuda de este, la magistrada Concha Azuara, con quien compartió los últimos años de su vida, hasta su muerte el pasado abril tras haber sido intervenido del corazón. Los vástagos del torero denuncian que faltan numerosos objetos personales de la finca de su padre, El Palomar, donde vivió con la jueza.

Relacionado con esta noticia

Según detalla Saúl Ortiz en la revista Corazón TV, Sebastián, Andrés y Miguel no encuentran en la casa numerosas pertenencias familiares. Y no hablamos de cuatro bagatelas, no, se trata objetos de gran valor que pueden ascender a los dos millones de euros. Un cuadro de un importante artista, firmado y dedicado a Palomo, trajes de luces, relojes suizos… Estos son solo algunos detalles que hasta hace unos meses figuraban en la finca pero que ahora están en ‘paradero desconocido’. Los tres no quieren señalar a nadie pero cualquiera se habría dado cuenta que los hijos parecen sospechar de la otra inquilina del Palomar, Concha. Esta tiene la conciencia muy tranquila y asegura que ella se marchó de la finca igual que llegó, y jamás se le ocurriría llevarse algo que no es suyo. La experta en leyes señala que ellos no estaban solos, sino que había un gran número de personas que trabajaban en la casa.

Desde el fallecimiento de Sebastián, la viuda de este y sus hijos viven una auténtica guerra abierta. No se dirigen la palabra y en el entierro del diestro procuraron ni cruzar miradas, celebrando, por separado dos funerales distintos. Ella ha echado en cara que estos no estuvieran presentes en los últimos instantes de la vida de su padre, ellos ni la incluyeron en la esquela de su padre.

Un nuevo cisma se reabre para ellos en esta guerra en la que parece que jamás llagará firmarse la paz.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...